El alemán Haussler gana la segunda etapa y Contador mantiene el jersey amarillo

  • Madrid, 9 mar (EFE).- El alemán Heinrich Haussler, del Cervélo, fue el vencedor de la segunda etapa de la París Niza disputada entre Saint-Brisson-sur-Loire y La Chapelle-Saint-Ursin, de 195.5 kilómetros, en la que Alberto Contador, a pesar de haberse visto perjudicado por una caída cerca de meta, mantuvo el jersey amarillo.

Contador dice que ha tenido "una suerte enorme en la caída"

Contador dice que ha tenido "una suerte enorme en la caída"

El alemán Haussler gana la segunda etapa y Contador mantiene el jersey amarillo

El alemán Haussler gana la segunda etapa y Contador mantiene el jersey amarillo

El alemán Haussler gana la segunda etapa y Contador mantiene el jersey amarillo

El alemán Haussler gana la segunda etapa y Contador mantiene el jersey amarillo

Madrid, 9 mar (EFE).- El alemán Heinrich Haussler, del Cervélo, fue el vencedor de la segunda etapa de la París Niza disputada entre Saint-Brisson-sur-Loire y La Chapelle-Saint-Ursin, de 195.5 kilómetros, en la que Alberto Contador, a pesar de haberse visto perjudicado por una caída cerca de meta, mantuvo el jersey amarillo.

Haussler, de 25 años y reciente ganador de dos etapas de la Vuelta al Algarve, arrancó a 500 metros de la llegada sin encontrar oposición alguna de sus rivales, entre ellos el australiano Mark Renshaw (Columbia) y el italiano Mirco Lorenzetto (Lampre), segundo y tercero respectivamente. El tiempo del primer grupo que entró en meta fue de 4h.45.01, a una media de 42,31 kms/hora.

El grupo de Alberto Contador, perjudicado por una caída masiva a 2 kilómetros de la llegada, atravesó la meta a 1.33 de Haussler, hecho que no le impidió al ciclista madrileño conservar el jersey amarillo de líder, ya que el reglamento aplica el mismo tiempo a todo el pelotón si la caída se produce en los 3 últimos kilómetros.

La etapa estuvo marcada por un ataque de salida del holandés Piet Rooijakkers, del Skil, que generó en pocos kilómetros un grupo de 4 corredores que aguantó la fuga de la jornada. Entre ellos se encontraba el español Aitor Hernández, del Euskaltel, el bielorruso Aleksandr Kuschynski (Liquigas) y el francés Christophe Laurent (Agritubel).

El cuarteto de cabeza superó sin problemas las cotas de Sancerre y Crézancy, únicas dificultades en una jornada plana. Hernández se enfundó el maillot de la montaña merced a un primer y segundo puesto en los citados pasos.

El buen entendimiento de los escapados rentó 5.40 minutos en el kilómetro 102, pero el pelotón, siempre dirigido por el Astana de Contador, dejó paso a los intereses de las formaciones con velocistas en sus filas.

Así, el Cervelo de Haussler y el Columbia se encargaron de mantener a los cuatro hombres de vanguardia en torno a los 2 minutos. A 23 kilómetros de meta el Liquigas y el Quick Step se encargaron de juntar a todos los miembros del pelotón.

Una nueva etapa que se resumió en un tramo final de control, hasta que el campeón de Bélgica, Jurgen Roelandts, se animó a lanzar el esprint con un potente demarraje. El relevo, ya definitivo, lo tomó Haussler, para rematar la faena en vencedor.

Contador pasó una jornada tranquila hasta el susto de la caída, que si bien no le supuso golpe alguno, si se vio afectado al quedarse cortado en un segundo grupo. No hubo mayor problema para que el ciclista de Pinto subiera al podio a recoger el maillot amarillo de líder.

Mañana se disputa la tercera etapa entre Orval y Vichy, de 175 kilómetros.