Más de medio centenar de personas participan en una marcha ciclista "contra la industria militar vasca"

BILBAO, 18 (EUROPA PRESS)

Más de medio centenar de personas participaron hoy en Bizkaia en una marcha ciclista contra la "industria militar vasca", para exigir su conversión a industria civil, convocados por colectivos como Askapena, Komite Internazionalistak, Kakitzat y Ekologistak Martxan.

La marcha, que partió a las once de la mañana del Palacio Foral en Bilbao, se dirigió en primer lugar a la empresa Precicast de Barakaldo y finalizó en la compañía Sener de Getxo, donde los organizadores ofrecieron un pequeño almuerzo a todos los participantes.

Mediante esta marcha, que se realiza por segundo año, se denunció el acuerdo de las dos empresas citadas con el Ejército israelí, ya que están implicadas "en la reciente masacre sufrida por el pueblo palestino en Gaza".

Según los organizadores de la marcha, Sener "ha sido la encargada de diseñar los sensores de los aviones que recientemente han atacado Gaza y que sirven para localizar y focalizar el objetivo a bombardear". Además, señalaron que "desde el año 2001, participa en el proyecto de desarrollo y fabricación de las unidades IHU, componente esencial de los pods de reconocimiento RecceLite de la empresa israelí de armamento Rafael".

Por otro lado, según explicaron, la empresa Precicast de Barakaldo "fabrica componentes del Avión de Transporte Militar Airbus A400M y del Avión de Combate Europeo".

En la marcha ciclista también se destacó que la industria militar vasca emplea a 4.000 personas y que en el ejercicio de 2008 facturó 1.200 millones de euros, "lo que le reportó beneficios por valor de 500 millones de euros".

También denunciaron "las ingentes subvenciones que las instituciones vascas otorgan a estas empresas armamentísticas". Según señalaron, el grupo empresarial SAPA, "dedicado en un 98 por ciento a la producción militar, ha recibido subvenciones no reintegrables, es decir, dinero regalado, por parte de las distintas administraciones por valor de 8 millones de euros".