Pellizotti baja a Sastre del podio y Di Luca presiona al líder Menchov

  • Redacción deportes, 27 may (EFE).- El italiano Franco Pellizotti (Liquigas) se impuso en solitario de la decimoséptima etapa del Giro entre Chieti y Blockhaus, de 78 kilómetros, en la que desalojó del podio al español Carlos Sastre, quien pasó apuros y bajó al quinto puesto de la general, mientras que el ruso Denis Menchov conservó la 'maglia' rosa de líder.

Pellizotti baja a Sastre del podio y Di Luca presiona al líder Menchov

Pellizotti baja a Sastre del podio y Di Luca presiona al líder Menchov

Redacción deportes, 27 may (EFE).- El italiano Franco Pellizotti (Liquigas) se impuso en solitario de la decimoséptima etapa del Giro entre Chieti y Blockhaus, de 78 kilómetros, en la que desalojó del podio al español Carlos Sastre, quien pasó apuros y bajó al quinto puesto de la general, mientras que el ruso Denis Menchov conservó la 'maglia' rosa de líder.

Pellizotti, de 31 años, jugó sus cartas en los primeros kilómetros del Blockhaus, la hora de la verdad de una etapa con tintes de cronoescalada en grupo, y rentabilizó su ataque al llegar en solitario con un tiempo de 2h.21.06, lo que le sirvió para apuntarse la tercera etapa del Giro en su palmarés y colocarse en el tercer puesto de la general, desbancando así a Sastre, que pagó el esfuerzo de la víspera con su triunfo en Monte Petrano.

En un esprint a cuatro, con las bonificaciones en juego, Garzelli logró la segunda plaza a 42 segundos, uno menos que Di Luca, que se llevó 8 segundos de bonificación y la tercera posición, por delante de Menchov, que no tuvo la respuesta final de otras ocasiones y regaló otros cinco segundos al ciclista de los Abruzzos.

Por detrás circulaba el grupo de Carlos Sastre, apagado en el momento decisivo de la etapa, cuando los favoritos alzaron la voz.

El ganador del Tour cruzó la meta a 1.59, acompañado en el grupo de Lance Armstrong y Levi Leipheimer. El español también se vio superado por Ivan Basso, tanto en la etapa como en la general. Un salto atrás de dos puestos, del último escalón del podio al quinto lugar.

Pellizotti contó con le beneplácito de la alta jerarquía del Giro para intentar la fuga final y supo dar una exhibición hasta el último metro, ajeno al marcaje entre Di Luca y Menchov. Su ataque a 14 kilómetros de la meta fue definitivo, incontestable.

Di Luca volvió a asumir la labor ofensiva como aspirante número uno a desbancar a Menchov en el maillot rosa. Arrancó con 11 kilómetros por delante y se llevó al líder, Garzelli, y a Basso. Ahí se vio que no era el día de Sastre, quien hizo la mayor parte de la subida junto a Armstrong, con el gasto para el líder del Cervélo.

Menchov ni se inmutó por la maniobra de Di Luca. Si apenas levantarse del sillín de su bicicleta, controló con seguridad, casi sin despeinarse.

A 3 kilómetros de la pancarta de llegada lo intentó de nuevo el italiano, con idéntica respuesta de sus rivales. Un ritmo frenético en plena subida que solo tuvo un exiguo pero significativo premio en la recta de llegada, donde, por fin, Menchov cedió un puñado de segundos al esprint, aunque Garzelli privó a Di Luca del botín bonificado de 12 segundos.

La general se apretó en espera de la etapa de montaña del Vesubio y la contrarreloj final de Roma. Menchov guardó la 'maglia' rosa por 26 segundos sobre Di Luca. La tercera plaza ya es de Pellizotti a 2 minutos, la cuarta para Ivan Basso a 3.28 y la quinta de Sastre a 3.30.

El Giro ofrecerá emoción hasta el último día. El duelo Menchov-Di Luca está servido y queda recorrido para el vuelco, siempre y cuando el ruso muestre debilidad, hecho que hasta el momento no se ha producido. Sastre tiene el podio a minuto y medio.

Mañana se disputa la decimoctava etapa entre Sulmona y Benevento, de 182 kilómetros.