Roubaix

PARÍS, 9 (EUROPA PRESS)

El ciclista belga Tom Boonen dio positivo por cocaína en un control que le fue realizado fuera de la competición en los días anteriores a la pasada edición de la París-Roubaix, en la que se alzó además con el triunfo final por tercera vez.

"En la muestra de orina, que fue realizada el 24 o 25 de marzo y analizada por las autoridades flamencas, se han detectado restos de cocaína. Todo sucedió unas dos semanas atrás de su triunfo en la 'clásica' de pavés, ahora el equipo ya está valorando la situación antes de ejecutar una decisión", anunció hoy su equipo el Quick Step a través del portavoz Alessandro Tegner, que confirmó que la propia formación ofrecerá una postura oficial a lo largo del día.

De este modo, el ex campeón del mundo, que acumula 86 victorias en un excelso palmarés en el que 'clásicas' como el 'infierno del Norte' ocupan un lugar dominante, vuelve a tener problemas con la cocaína en un control antidopaje, puesto que ya dio positivo en un test de similares características el año pasado, lo que obligó a su equipo a apartarle fuera del 'nueve' para el Tour de Francia.

En aquel momento, el 'sprinter' se disculpó por lo sucedido y su director deportivo Patrick Lefevere lo aceptó manteniendo la confianza en su líder al justificar que todo se debía a problemas privados del corredor.

Por este motivo, el abogado Jan Poels, explicó que el domicilio del corredor belga en Tourhout ha sido registrado por las autoridades durante los últimos días de abril en relación a esta conexión del ciclista con las drogas, si bien no quiso confirmar o no posibles incautaciones, así como datos sobre la investigación.

A lo largo de sus siete años como profesional, Boonen que puede ahora ser sancionado por la Unión Ciclista Internacional (UCI) después de librarse en su primer positivo, cuenta con una hoja de servicios inmejorable con el 'maillot arcoiris' de campeón del mundo en ruta de 2005 como mejor carta de presentación.