Sastre busca la herencia de Contador en el Giro del centenario

  • Madrid, 7 may (EFE).- El español Carlos Sastre (Cervélo), ganador del Tour de Francia, acude al Giro del centenario inmerso en el grupo de favoritos que optan a heredar la corona de Alberto Contador, en una edición montañosa que contará con el aliciente del regreso a una prueba grande del estadounidense Lance Armstrong y del italiano Ivan Basso.

Sastre busca la herencia de Contador en el Giro del centenario

Sastre busca la herencia de Contador en el Giro del centenario

Madrid, 7 may (EFE).- El español Carlos Sastre (Cervélo), ganador del Tour de Francia, acude al Giro del centenario inmerso en el grupo de favoritos que optan a heredar la corona de Alberto Contador, en una edición montañosa que contará con el aliciente del regreso a una prueba grande del estadounidense Lance Armstrong y del italiano Ivan Basso.

Sastre, de 34 años, con cinco podios entre Tour y Vuelta, afronta su asignatura pendiente de subir al cajón del Giro. En su cuarta participación, la primera como jefe de filas, acude "dispuesto a todo", a batirse ante rivales como Armstrong, el estadounidense Leipheimer, Ivan Basso, Damiano Cunego, Denis Menchov y Danilo Di Luca.

El Giro, con el aliciente de la presencia de Armstrong, siempre un reclamo para los focos del mundo entero, ofrece en su centenario un recorrido atractivo que incluye el paso por sus principales ciudades, como Venecia, Milán, Turín, Florencia, Bolonia, Nápoles y Roma, con un final inusual.

Los corredores de los 22 equipos que saldrán en la 92 edición de la carrera rosa afrontarán un total de 3.455 kilómetros repartidos en 21 etapas, con 6 finales en alto, 7 etapas llanas, 4 de perfil ondulado, dos contrarreloj individuales (en total 77 kms) y una por equipos que abrirá la fiesta el sábado en Lido di Venezia.

En las apuestas de favoritos salen varios nombres para suceder a Contador. Uno de sus compañeros estadounidenses del Astana, Levi Leipheimer, suena fuerte después de sus triunfos en la Vuelta a California y Castilla y León. Su experiencia y condición de corredor completo se apoyan en un equipo potente, con el propio Armstrong, dispuesto a trabajar para su compatriota, el esloveno Janez Brajkovic y el ucraniano Yaroslav Popovych, además de los españoles Chechu Rubiera y Daniel Navarro.

Pero el frente italiano estará representado por nombre ilustres, que ya saben lo que es ganar el Giro, como Ivan Basso, de regreso tras su sanción por dopaje, ganador en el Trentino con buena imagen, o Damiano Cunego, quien se exhibió en la Semana Internacional.

En otro plano se puede situar el ruso del Rabaobank Denis Mencho, un doble ganador de la Vuelta y vencedor este año de la Vuelta a Murcia.

Frente a todos ellos Carlos Sastre tirará de regularidad y experiencia. "Míster top ten" garantiza la lucha por el podio y está motivado en el nuevo Cervélo, y además se siente favorecido por el recorrido.

"Voy al Giro a luchar por lo máximo. Creo que he hecho una buena preparación para llegar a la salida en las mejores condiciones", señaló el ganador del Tour 2008.

El ciclismo español estará representado por el Caisse D'Epargne, con Davis Arroyo de jefe de filas, El Fuji Servetto, con el italiano Eros Capecchi y el sueco Frederick Kessiakoff de referencias y el Xacobeo Galicia, quien perdió hace unos días por lesión a su figura, Ezequiel Mosquera. En esta ocasión no estará presente el Euskaltel Euskadi.

El Giro se pondrá en marcha en Lido con una cronometrada por equipos de 20 kilómetros, que servirá para conocer al primer líder. Tras unas etapas llanas en las que deben lucirse hombre como el británico Mark Cavendish y los italianos Alesandro Petacchi y Filippo Pozzato, la montaña llegará en la cuarta jornada con las llegadas en alto consecutivas en San Martino de Castrozza (4a) y Alpe de Siusi (5a). La general podría sufrir la primera selección de favoritos.

Una contrarreloj individual de 61 kilómetros en la duodécima etapa aportará más datos sobre los candidatos, pero la carrera se terminará de decidir con las llegadas en alto de san Luca (14a), Monte Petrano (16a), Blockhaus (17a), en una etapa de apenas 8o kilómetros y Vesuvio (19a). El Giro se cerrará en Roma con una cronometrada de 15 kms.

El Giro, que disfrutará de dos días de descanso, no terminaba fuera de Milán desde 1990. Este año lo hará en Roma, que ya despidió la prueba hace 58 años.