'Térmicas No' critica la "campaña de marketing" del promotor de la central proyectada en Valverde de Mérida (Badajoz)

MÉRIDA, 30 (EUROPA PRESS) La Federación de Plataformas 'Térmicas No' de Extremadura criticó hoy la "campaña de marketing" llevada a cabo por el promotor del proyecto de central térmica de ciclo combinado en Valverde de Mérida (Badajoz) "para vender la imagen de un proyecto altamente contaminante". La federación señaló en un comunicado de prensa que esta "campaña" consiste en "sesiones informativas en las que no se aportan los datos reales del proyecto y en las que se ofrece una imagen paradisíaca del producto, limándose todos los aspectos negativos". Este "plan", añade 'Térmicas No', es implantado con excursiones a "centrales térmicas que se encontraban en parada técnica, donde no se ha permitido contactar con la población vecina, ni se ha aportado a los excursionistas dato alguno sobre los daños al entorno o sobre la salud de la poblaciones cercanas pero sí han tenido refrigerios, comidas y copas en restaurantes y hoteles; para terminar recogiendo firmas en un escrito de apoyo al proyecto". Por otro lado, 'Térmicas No' se refirió a la "sesión del próximo día 1, que se realizará en un hotel de Mérida" y que "responde a la conocida técnica de ventas charla en hotel más aperitivo". Según la federación "tratar un proyecto de esta magnitud" como "si fuera un bonito edredón no se corresponde a ningún código ético". "Recordamos que en su propio estudio de impacto ambiental dice que la contaminación llegará desde Montijo a Don Benito y desde Llerena a las Villuercas", afirmó 'Térmicas No'. Asimismo, criticó la "falta de transparencia" del promotor de la planta, quien "evita un debate público reclamado por la mayoría de la población de Valverde y pueblos cercanos pero gusta de relacionarse con representantes públicos, autoridades, funcionarios y periodistas", agregó. Finalmente, 'Térmicas No' indicó en su comunicado que el "interés real por la población de Valverde no es otro que crear un ambiente que facilite el cambio de opinión de al menos dos concejales y lograr una recalificación urbanística de los terrenos que el ayuntamiento ha denegado".