Jiménez confía en ganarle al Mallorca: "Ellos saldrán motivados, pero nosotros saldremos enrabietados"

SEVILLA, 8 (EUROPA PRESS)

El entrenador del Sevilla, Manolo Jiménez, destacó hoy su confianza en lograr mañana el triunfo sobre el Mallorca, ya que, dijo, si los baleares "saldrán motivados" después de los cinco años sin perder que acumulan en Nervión, los sevillistas encaran este choque "enrabietados" y dispuestos a quebrar esa estadística negativa.

De todos modos, Jiménez no espera un partido fácil. "El Mallorca es un buen equipo que ha cumplido su objetivo y nosotros queremos cumplir el nuestro. Ellos vendrán sin la tensión de los puntos que hay en juego, pero con la tranquilidad de saber que, si pierden, no ocurre nada. Lo que tengo claro es que el Mallorca vendrá a hacer su partido, es algo que no podemos controlar, por lo que tenemos que hacer el nuestro. Es lo único que depende de nosotros", explicó.

Por eso mismo, el preparador no se inquieta ante la posibilidad de que los bermellones establezcan un esquema defensivo a la espera de salir a la contra, como ya hiciera recientemente el Getafe, que acabó llevándose los tres puntos del Pizjuán.

"Como ante el Getafe, quisiera que se repitiesen las mismas ocasiones, porque seguro que alguna entrará. No sé que intenciones traerá el Mallorca, pero si se encierran, paciencia y, si salen arriba, precaución para que no nos sorprendan", refirió.

En lo meramente personal, el técnico asume que, de nuevo, deberá enfrentarse al dictamen de una grada que, en el anterior partido que jugó el Sevilla como local, ante el Madrid, acabó despidiéndole al grito de 'Jiménez vete ya'.

"La afición es soberana y tiene libertad para expresarse como quiera. Le quiero dar a mi afición la vida, lo que haga falta y, si me exigen, lo comprendo y estoy con ellos. Si no me viese capacitado, diría entonces que no puedo, pero intentaré darle más en un futuro", aseguró.

NO HABLA SOBRE POSIBLES SUSTITUTOS.

Pero, por supuesto, a Jiménez también se le cuestionó sobre los nombres que se manejan (Valverde, Gregorio Manzano) como posibles candidatos a sustituirle en el banquillo sevillista, algo sobre lo que el de Arahal prefirió no entrar en polémicas.

"Estoy enrabietado por mantener la máxima aspiración, que es quedar terceros y, a nivel personal, enrabietado por no poder adelantar a Guardiola ni Juande Ramos. El año que viene me veo creciendo, ambicioso, peleando por algo más. Y crecer es jugar en 'Champions', usar todo lo aprendido este año", espetó.

Y como quiera que Del Nido no ha desmentido que Jiménez no entre en sus planes para la próxima campaña, el entrenador optó por la diplomacia. "El presidente tiene otros quehaceres para estar continuamente desmintiendo informaciones. Lo que me gusta de él es que me diga que tenemos que quedar en 'Champions', y después que terceros, y después que sueña con ser campeón de Liga. La filosofía de este club es de crecimiento. Estoy seguro que el resto de entrenadores, a excepción de los de Barcelona y Madrid que están por encima, querrían entrenar al Sevilla", remachó.

En fin, Jiménez se ciñe al discurso habitual, y pasa páginas de cualquier cosa que no sea la lucha por la tercera plaza. "El Sevilla, con el quinto o sexto presupuesto, es el tercero y porque Barcelona y Madrid están intratables. El equipo tiene un pedazo de plantilla con magníficos profesionales que están peleando por algo muy grande. Quieren más y si el Sevilla no quisiera seguir creciendo, no estaríamos a gusto", concluyó.