Los operarios municipales limpian la Rambla después de los destrozos de la final de la Copa del Rey

BARCELONA, 14 (EUROPA PRESS TELEVISION)

Los operarios de limpieza municipales arreglaban a primera hora de hoy las pintadas y desperfectos ocasionados por algunos aficionados del Barça que se reunieron en la Fuente de Canaletas de Barcelona y la contigua plaza de Catalunya para celebrar la victoria del Barça en la final de la Copa del Rey.

Semáforos arrancados, pintadas en comercios y vallas publicitarias donde se podía leer 'Barça Campeón' eran algunos de los desperfectos provocados por los hinchas del Barça que se subieron a farolas de hasta seis metros de altura, así como a árboles, semáforos y quioscos.

Aunque en principio el tono de la celebración era festivo, el ambiente se enturbió cuando algunos manifestantes atacaron a los Mossos y les arrojaron botellas de vidrio, bengalas e incluso una bicicleta. En respuesta, los agentes amenazaron por megafonía con cargar contra los responsables de los altercados.