Peralta dice que Valencia está "perfectamente preparada" para acoger la final "con toda normalidad"

VALENCIA, 7 (EUROPA PRESS)

El delegado del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Ricardo Peralta, aseguró hoy que Valencia "está perfectamente preparada para asumir" la organización de la final de la Copa del Rey, que disputarán el Barcelona y el Athletic de Bilbao el próximo miércoles, al tiempo que garantizó que "no va a faltar, ni va a fallar, ninguna de las previsiones para que el espectáculo deportivo se celebre con toda normalidad".

Peralta se pronunció en estos términos en declaraciones a los medios de comunicación tras presidir la junta de seguridad de la final, en la que participaron representantes de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), de ambos clubes y de los distintos organismos que velarán por el "correcto" desarrollo del evento, como el Ayuntamiento de Valencia, la Delegación de Gobierno en nombre de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, Bomberos y Cruz Roja.

"Esta ciudad está perfectamente preparada para asumir y realizar este tipo de actividades, hemos hecho otras muchas, tenemos una experiencia acreditada y esta que vamos a celebrar el próximo miércoles lo hará con absoluta normalidad", recalcó el delegado, quien agregó que "una vez más esta ciudad acredita su competencia y su capacidad para atender este tipo de eventos".

Pese a que las cuestiones específicas sobre seguridad y la estimación de asistentes serán abordadas el próximo lunes en una nueva junta de seguridad, Peralta estimó que al celebrarse en día laborable "se va a desplazar gente, pero no va a ser un desplazamiento significativo", aparte de las personas que adquirieron las 36.000 entradas distribuidas por ambos clubes.

El delegado del Gobierno avanzó que ambos clubes habilitarán sendas carpas en la avenida Tarongers, en el caso del Barcelona, y el Athletic en la ronda norte de la ciudad, para concentrar a sus aficionados, con especial atención a aquellos que no tienen entrada para acceder al campo.

No obstante, según precisaron fuentes policiales, únicamente se podrá seguir el encuentro en la carpa del conjunto bilbaíno, que cerrará a la 1 de la madrugada, puesto que la instalada por el club culé deberá cerrar a las 20.30 horas, hora y media antes de que comience el encuentro.

Peralta subrayó que "los propios clubes van a seguir de cerca el movimiento de su afición para que esas carpas estén adecuadamente dotadas" para poder "prestarles todo tipo de asistencia".

Entre las actuaciones que llevarán a cabo los finalistas para "facilitar la presencia aquí ese día de los miles de aficionados que se desplacen para ver el partido", está previsto también el establecimiento de "zonas exclusivas de aparcamiento de los autobuses con los que se puedan desplazar los aficionados desde Bilbao y Barcelona, así como la atención a aquellos que se desplacen a través de medios aéreos, o de ferrocarril y tren", dijo.

"Lamentamos que no haya ningún club valenciano en esta final, pero confiamos en que todos los valencianos y todos los españoles vamos a celebrar y a tener la satisfacción de un magnífico espectáculo futbolístico", subrayó Peralta.