Autorizan una tercera autopsia del fallecido en protestas del G-20 en Londres

  • Londres, 21 abr (EFE).- Un juez autorizó hoy que se practique una tercera autopsia al cadáver del quiosquero Ian Tomlinson, quien murió en las protestas contra la cumbre del G-20 (grupo de países ricos y emergentes) que se registraron en Londres el 1 de abril.

Autorizan una tercera autopsia del fallecido en protestas del G-20 en Londres

Autorizan una tercera autopsia del fallecido en protestas del G-20 en Londres

Londres, 21 abr (EFE).- Un juez autorizó hoy que se practique una tercera autopsia al cadáver del quiosquero Ian Tomlinson, quien murió en las protestas contra la cumbre del G-20 (grupo de países ricos y emergentes) que se registraron en Londres el 1 de abril.

El juez forense de la City (centro financiero de la capital británica) dio permiso para que se proceda mañana a un nuevo examen "post-mortem", a petición de los abogados del policía que agredió a Tomlinson antes de su muerte.

El quiosquero, de 47 años, falleció diez minutos después de ser golpeado por el agente, quien ha sido interrogado y suspendido en relación con el suceso.

Hasta la fecha, las dos autopsias efectuadas han aportado conclusiones diferentes sobre la causa de la muerte de Tomlinson.

Un primer patólogo concluyó que el quiosquero falleció de un ataque cardíaco, mientras que un segundo facultativo apuntó a una hemorragia abdominal.

En la tercer autopsia estará presente un patólogo de la Policía Metropolitana de Londres y, al término de la misma, se entregará el cuerpo a la familia del vendedor de periódicos.

Tomlinson murió el 1 de abril cerca de una manifestación ante el Banco de Inglaterra, con motivo de la reunión que el G-20 celebró al día siguiente en Londres.

La víctima, que no participaba en la protesta, sufrió un colapso cuando trataba de cruzar un cordón policial de camino a su casa tras terminar su trabajo en el quiosco, radicado en la City.

En varios vídeos difundidos en el Reino Unido se aprecia cómo un policía golpeó al quiosquero minutos antes de su fallecimiento.

Además, la Comisión Independiente de Quejas Contra la Policía (IPCC), regulador que vigila el comportamiento de las fuerzas del orden, ha abierto una investigación del caso.