Cristiano Ronaldo no encaja la derrota


Cristiano Ronaldo no ha encajado bien la derrota de su equipo, el Manchester United, contra el FC Barcelona en la final de la Liga de Campeones: “Es la mayor decepción de mi carrera”, explicó tras el partido.

El delantero portugués, cuyo nombre suena como posible fichaje del Real Madrid para la próxima temporada, ha reconocido que su equipo “no jugó bien” en Roma y ha lamentado haber jugado de delantero cuando no había entrenado en esa posición pensando en la final.

Pero perder el partido le ha sentado tan mal que incluso ha criticado la actuación del Barça contra el Chelsea: “no merecía haber ganado la semifinal”, indicó.

“Ya tengo experiencia para aguantar la presión. Pero es siempre malo perder, ya sea contra el Chelsea o el Barcelona, que también tuvo un poco de suerte, ya que no merecía haber ganado la semifinal ante el Chelsea”, afirmó.

Los errores

Pero una cosa es estar enfadado por perder y otra negar la evidencia: el FC Barcelona fue el dueño del partido, y así lo reconoció el delantero luso.

Ronaldo explicó que el Barça “controló el partido”, gracias sobre todo al gol “tan temprano” de Eto’o y que luego ya fue “muy difícil”. “El Barça fue mejor y siempre es complicado perder una final. Nosotros sólo lo hicimos bien durante diez minutos y después nunca más nos encontramos”, explicó.

El gran duelo

Todo hacía prever que el duelo Messi-Ronaldo decidiría el resultado, aunque el extremo portugués no consiguió su mejor juego frente a un Barça enchufado y con el argentino en estado de brillantez (previsible ganador del Balón de Oro).

El número 7 de los “Red Devils” ha señalado que en la final frente al equipo español “todo fue mal, incluso a nivel técnico”, pero añadió que “también es importante dar mérito al Barcelona”. Asimismo, ha explicado que no se sintió “presionado, ni perturbado” por las comparaciones con la estrella argentina del Barça.

Sin embargo, las estadísticas son indiscutibles: Messi dio 51 pases, de los que el 84 por ciento llegó a destino, frente a los 31 de Ronaldo y su 68 por ciento de precisión. “El cambio de posición de Messi nos hizo difícil que pudiéramos quitarle el balón”, dijo el técnico del equipo inglés, Alex Ferguson.

Encontronazo con Puyol

Tras el final del partido, el portugués fue muy silbado por los hinchas del Barça cuando fue a recibir su medalla por su actitud en el césped hacia el defensa azulgrana Carles Puyol. Pero el delantero quiso suavizar su postura: “No tengo problemas con nadie ni los tendré. Fueron situaciones del juego”.

Pone en duda su futuro

Aunque antes de la final, el jugador insistió en que el Manchester es su casa, no pareció muy convencido después del partido. Ante la pregunta de un periodista sobre su continuidad en el equipo inglés, el delantero salió al paso con un “no lo sé” por respuesta, según informa Radio Nacional de España (RNE).