Deportes. Madrid acoge desde hoy el campeonato de españa de fútbol sala para ciegos

Madrid acoge desde hoy hasta el próximo martes, 2 de julio, el Campeonato de España de Fútbol Sala para Ciegos (B1), que disputarán los seis equipos que mejor clasificación han obtenido a lo largo del campeonato nacional de liga.Organizado por la Federación Española de Deportes para Ciegos (FEDC), en este campeonato se enfrentarán las alineaciones de Madrid, Tarragona, Málaga, Alicante, Murcia y Barcelona.Entre los jugadores de estos equipos se encuentran los 10 recientes actuales campeones de Europa: Vicente Aguilar, Adolfo Acosta y los porteros Sergio y Pedro, del Madrid; Javier Muñoz y Youssef el Haddaoui, del Tarragona; Antonio Gaitán, Alfredo Cuadrado y Marcelo Rosado, del Málaga; José Luis Giera, del Alicante, y el portero Raúl Díaz, del Murcia.La competición está dividida en dos grupos: el A, formado por Málaga, Alicante y Barcelona (1º, 4º y 6º clasificados en la Liga), y el B, compuesto por Tarragona, Madrid y Murcia (2º, 3º y 5º clasificados).Los primeros de cada grupo jugarán la final, mientras que los segundos se disputarán el tercer y cuarto puestos. Por su parte, los últimos clasificados pelearán por el 5º y 6º puesto.FÚTBOL SALA PARA CIEGOS Y DEFICIENTES VISUALES Los ciegos y deficientes visuales compiten en dos categorías distintas, entre las que existen grandes diferencias. Los jugadores con deficiencia visual (B2/B3) no necesitan apenas adaptaciones para poder competir, si bien usan algunas dirigidas a conseguir contraste entre el color del balón y el suelo, de la portería y el fondo y una iluminación de igual intensidad durante los 40 minutos de juego real que dura el partido. Por su parte, el fútbol categoría B1 (ciegos totales) ha necesitado mayor número de adaptaciones, estando en estos momentos bien desarrollado y reglamentado, lo que lo convierte en un deporte seguro y viable para las personas ciegas, asegura la ONCE.Entre estas adaptaciones figuran la del balón sonoro y las vallas laterales que evitan los fueras de banda, salvo que el esférico salga por encima de ellas, siendo además un elemento de orientación y seguridad para el jugador.Además, en esta categoría el portero es vidente y tiene limitada su maniobrabilidad a una pequeña zona dentro del área de penalti. Igualmente, hay un guía detrás de la portería que orienta a los jugadores, que tienen la obligación de decir, de forma clara y audible, la palabra "voy", para evitar golpes y orientar al jugador rival.