Edurne Pasaban, a salvo pero sufre congelaciones

Edurne Pasaban, a salvo pero sufre congelaciones

Edurne Pasaban, a salvo pero sufre congelaciones

BILBAO, 20 (EUROPA PRESS)

La alpinista vasca Edurne Pasabán se encuentra por fin a salvo en el Campo Base del Kangchenjunga, al que llegó hacia las cinco de la tarde (hora local) del miércoles tras un extenuante descenso desde la cima de la tercera montaña más alta del mundo (8.586 metros).

La tolosarra, acompañada de Álex Chicón y dos 'sherpas' salió esta mañana de su tienda en el Campo 3, camino del Campo 2, donde le esperaban Ferrán Latorre y Asier Izaguirre.

"Sólo quiero descansar", acertó a susurrar agotada Edurne Pasaban a su llegada al Campo Base. "Gracias a mi equipo, porque si no llega a ser por ellos yo no estaría aquí. Pero ahora solo quiero que se me cure esto y descansar", añadió

Tanto Edurne como Álex han sufrido congelaciones durante el descenso. La guipuzcoana en dos dedos de los pies y uno de sus pulgares; el vizcaíno, que ayer permaneció toda la noche en el Campo 3 cuidando de su compañera, en varios dedos de los pies y de una mano. Pero, en general, y según un primer examen de Jorge Egocheaga, medico de la expedición, no parece que revistan gravedad. Sin embargo, ambos alpinistas deben llegar a España lo antes posible para recibir tratamiento en la clínica MAZ de Zaragoza, uno de los centros más prestigiosos del mundo en medicina de montaña. Por ello, serán evacuados en helicóptero desde el Campo Base mañana mismo, si el tiempo lo permite.

En cuanto a los demás miembros de la expedición 'Al Filo de lo imposible', todos están agotados y afónicos. Juanito Oiarzabal calificó la ascensión como la más dura de su vida, tanto durante la subida a cumbre como a lo largo del descenso, cuando además de luchar contra el agotamiento y la altura, los escaladores tuvieron que soportar fuertes nevadas.

De hecho, el grupo ha conseguido llegar a la base de la montaña justo a tiempo, ya que el último parte meteorológico, enviado ayer por Víctor Baia, prevé que mañana por la tarde se desencadene un temporal de nieve.