España acaba última de su grupo y se enfrentará a Francia en la Copa de Bronce del Seven de Edimburgo

EDIMBURGO (ESCOCIA), 30 (EUROPA PRESS)

La selección española de rugby acabó la primera jornada del IRB Seven de Edimburgo en la última posición del Grupo B tras sus derrotas ante Australia (24-7), Fiji (40-0) y Portugal (33-10) y tendrá que conformarse con luchar por la Copa de Bronce, mientras Sudáfrica se proclamó campeona de las IRB World Series gracias a sus victorias frente a Nueva Zelanda, Francia y Estados Unidos y se asegura un puesto en la Copa de Oro.

España mostró su mejor imagen en el primer partido, el que disputó ante Australia (24-7), en un encuentro donde los australianos marcaron las diferencias en la segunda mitad, a la que llegaban 10-7, y en la que sentenció la victoria en el encuentro más positivo para los españoles.

Posteriormente, el combinado español no pudo hacer nada ante Fiji (40-0) que mostró una gran superioridad en el campo, igual que en el resultado, en un choque en el que debutaron dos jóvenes promesas, Sergio Fernández, del CRC Madrid, y Pablo Enríquez, del Club Alcobendas.

En el último partido del día esperaba Portugal (33-10), que realizó una primera parte muy eficaz (19-0) ante la que nada podía hacer España, a pesar de que en la reanudación mejoró su juego. Con estos resultados, España acabó cuarta de su grupo y mañana disputará la Copa de Bronce ante la tercera clasificada del Grupo A, Francia.

Por su parte, Sudáfrica no tuvo que esperar a la segunda jornada para proclamarse campeona de las IRB World Seven Series tras vencer a Nueva Zelanda, Francia y Estados Unidos, por lo que mañana jugarán la Copa de Oro y se aseguran cuatro puntos que le hacen inalcanzable para su más cercano perseguidor, Inglaterra.