Representantes de estaciones invernales de toda España conocen en San Isidro (León) el nuevo sistema de nieve artificial

LEÓN, 1 (EUROPA PRESS) La estación de esquí de San Isidro, propiedad de la Diputación de León, acogió hoy una jornada técnica, a la que asistieron representantes de estaciones invernales de toda España, en la que se presentó el nuevo sistema de nieve artificial instaladas al comienzo de la actual temporada. Concretamente, estuvieron presentes los directores y gerentes de otras estaciones, ingenieros y empresas de ingeniería especializadas, así como lo técnicos responsables en materia de nieve artificial, según informó la Diputación de León en una nota recogida por Europa Press. De esta manera, la jornada contó con la participación de representantes de las estaciones de Valdelinares y Javalambre (Teruel); Alto Campoo (Cantabria); Amigos del Morredero en León; Cabeza de Manzaneda (Orense); Leitariegos (León); Navacerrada (Madrid) y Valgrande Pajares y Fuentes de Invierno (Asturias). En cuanto a las empresas y profesionales del sector, participaron Semsa, de Andorra; Saja Indyna, de Cantabria; Alejandro Alcázar, de Granada; Sánchez y Lago, de Asturias y J.C. Neige, de Francia. La jornada consistió en la presentación técnica del "novísimo" sistema de producción de nieve artificial con el que cuenta la estación de esquí, formado por 53 productores de nieve de alta presión y cuatro productores de nieve de baja presión. La fabricación de nieve implica, aparte de los cañones, una infraestructura completa de cañerías y electroválvulas y su instalación tiene un radio de acción para innivar de 6,3 hectáreas. Los productores de esta nueva instalación de nieve artificial son de mezcla externa y bajo consumo, lo que permite una mayor capacidad de producción de nieve y consume pocos recursos tanto de energía como de agua. Además, las fuentes de energía utilizadas son limpias, con "máximo respeto" al medio ambiente. La estación de esquí de San Isidro obtiene en la actual temporada unos registros de afluencia que alcanzan cifras "históricas". Concretamente, hasta la fecha han pasado 236.000 usuarios por sus pistas, con unas condiciones para la práctica del deporte de nieve "muy favorables".