Una leve nevada mejora la calidad de las pistas de Sierra Nevada y se esperan lluvias durante la semana

GRANADA, 29 (EUROPA PRESS) La leve nevada registrada ayer dejó una fina capa de nieve de entre dos y tres centímetros que ha mejorado la calidad de la superficie esquiable en la estación invernal granadina de Sierra Nevada. Según informó en un comunicado Cetursa, la empresa que gestiona la estación, las precipitaciones vinieron acompañadas de un acentuado descenso de las temperaturas, lo que permitió que la nieve recién caída se asentase bien en las pistas del centro invernal, especialmente en las partes altas de la estación. La inestabilidad meteorológica generó también hoy fuertes rachas de vientos que a mediodía obligaron a cerrar durante algo menos de una hora varios remontes en Veleta y Borreguiles, si bien la jornada concluyó con todo el dominio esquiable a disposición de los usuarios de Sierra Nevada --100 kilómetros de pistas--. Este fin de semana, a pesar del mal tiempo, la estación registró la visita de unos 10.000 esquiadores, mientras que para los próximos días, la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) anuncia nuevas precipitaciones localmente tormentosas, que podrán ser nieve por encima de los 1.500 metros, con vientos flojos variables. De cumplirse esta previsión, unida a la nieve caída el sábado, permitiría a Sierra Nevada afrontar la Semana Santa con una capa de nieve renovada en sus más de 100 kilómetros de pistas esquiables. La Aemet, asimismo, mantendrá activa la alerta naranja en la provincia hasta las 18,00 horas de mañana, periodo de tiempo en el cual las precipitaciones acumuladas en una hora podrían alcanzar los 30 litros en una hora.