Mbappé y Falcao lideran a un Mónaco temible que hace historia en Champions


  • El Mónaco se fue 2-0 al descanso gracias a los tantos de sus delanteros en un partido que sentenció Germain (3-1) tras el rayo de esperanza que dio Reus al Dortmund.

  • El equipo del Principado se mete por cuarta vez en su historia en semifinales de la Champions. En 2004 llegó a la final y perdió ante el Oporto de José Mourinho.

Mbappé y Falcao festejan el 1-0 del delantero de 19 años.

Mbappé y Falcao festejan el 1-0 del delantero de 19 años. AFP.

El AS Mónaco disputará las semifinales de la Liga de Campeones después de eliminar al Borussia Dortmund este miércoles (3-1) en un partido decidido por el emergente Kylian Mbappé, y por el colombiano Radamel Falcao, que apagó cualquier opción de reacción en el conjunto alemán.

El equipo del Principado volvió a hacer historia más de una década después de su tercera incursión entre los cuatro mejores (2004), temporada en la que se proclamó subcampeón de Europa. Este curso tiene ante sí una oportunidad única de seguir estirando el sueño en el 'Viejo Continente'.

Tras el 2-3 de la ida, partido marcado por el ataque sufrido por el autobús del Dortmund, los de Leonardo Jardim resolvieron sin problemas ante un Borussia triste que solo pudo sacar la cara en el comienzo de la segunda mitad. Cuando recibieron el tercero, el partido se quedó sin vida y argumentos.

El pretendido Mbappé fue el primero en abrir la cuenta al aprovechar un rechace en un tiro de Mendy. La fortaleza del comienzo y el físico de los monegascos fue vital para que los de casa se adelantaran en apenas tres minutos de encuentro. El gol, sin embargo, no cambió la propuesta del equipo de Thomas Tuchel.

Tanto fue así que el Mónaco volvió a sacar partido de los centros laterales en una jugada que evidenció la calidad del 'tigre' Radamel Falcao. El colombiano no falló en un pase exquisito de Lemar y dejó muy tocado al cuadro 'borusser'. Solo Aubameyang, en una jugada en la que Subasic se lió al sacar el balón, tuvo una primera oportunidad para los germanos.

A partir de ahí, con la eliminatoria en el bolsillo, el Dortmund asumió más riesgos para no irse de vacío del estadio Louis II. Dembélé firmó una gran jugada por el carril derecho, apuró línea de fondo y le entregó el cuero a Reus para que éste marcase con un lanzamiento colocado.

El 2-1 disfrazó el duelo de una montaña rusa en la que un nuevo gol pudo llegar para cualquiera. Si hubiese sido para los amarillos hubiese animado una eliminatoria que ya tenía nombre. Sin embargo, fue para el Mónaco, que puso la guinda en la recta final con una jugada que finalizó Germain a nueve minutos del final.

De esta forma, el equipo del Principado hizo nuevamente historia y estará este viernes en el bombo de semifinalistas junto a Real Madrid, Atlético de Madrid y Juventus de Turín. Su primera incursión fue en 2004, con el español Fernando Morientes en el once, y donde cayó con el Oporto de José Mourinho en la final.