Adriano, que había sido dado por desaparecido, se encuentra en Brasil por razones personales

RIO DE JANEIRO, 7 (EP/Reuters)

El representante del delantero brasileño Adriano, que había sido dado por desaparecido, aseguró que el jugador del Inter de Milán no había regresado a Italia por un asunto privado y confirmó que el futbolista pasó ese tiempo en una de las 'favelas' más notorias de Río de Janeiro.

"No es un problema familiar. Es algo muy personal que podría pasarle a cualquiera, pero es un tema privado y por eso no puedo decir de qué se trata", aclaró Gilmar Rinaldi a medios brasileños, según informa el sitio de internet de la cadena de televisión 'Globo' ('www.globoesporte.com').

El agente del ariete, que fue incluso dado por desaparecido, intentó justificar al delantero del Inter de Milán. "Es muy difícil ser Adriano. Es muy complicado lidiar con todo esto. Está triste, pero sabe que va a superarlo", añadió.

Adriano tenía programado viajar de regreso a Italia para unirse a su club el jueves pasado, después de haber formado parte de la selección de Brasil que se enfrentó a Ecuador y Perú en la eliminatoria sudamericana para el Mundial 2010, encuentros en los cuales no tomó parte.

Medios brasileños extendieron diferentes especulaciones acerca de lo que le había sucedido al delantero, pero el técnico del Inter, José Mourinho, ya aclaró que no afrontará el asunto como un caso de indisciplina.

Considerado en un momento como uno de los más temidos delanteros del mundo, Adriano ha luchado contra problemas físicos y de alcohol desde el Mundial del 2006, y sólo ha podido mostrar ráfagas de aquel gran rendimiento que lo llevó a jugar en Europa.

Rinaldi confirmó además que el jugador había estado visitando amigos en la 'favela' Villa Cruzeiro, el barrio humilde en el que se crió. "No tengo el derecho a pedirle a Adriano que no vaya a Villa Cruzeiro porque es allí donde vive su familia, donde él creció. El precio que uno paga por ser alguien conocido públicamente y por provenir de donde viene es muy alto", concluyó el agente del futbolista.