Árbitros de Argentina, Chile, Colombia y Ecuador en el centro de las críticas

  • Bogotá, 2 abr (EFE).- El arbitraje afrontó su peor momento en las eliminatorias sudamericanas del Mundial de 2010 al ser duramente criticados tres de los cinco centrales designados por la Conmebol para los partidos de la duodécima jornada, que se disputó entre el martes y el miércoles.

Árbitros de Argentina, Chile, Colombia y Ecuador en el centro de las críticas

Árbitros de Argentina, Chile, Colombia y Ecuador en el centro de las críticas

Bogotá, 2 abr (EFE).- El arbitraje afrontó su peor momento en las eliminatorias sudamericanas del Mundial de 2010 al ser duramente criticados tres de los cinco centrales designados por la Conmebol para los partidos de la duodécima jornada, que se disputó entre el martes y el miércoles.

Además de las quejas públicas vertidas contra el desempeño del argentino Héctor Baldassi, el chileno Pablo Pozo y el colombiano Wilmer Roldán, persiste el inconformismo con el trabajo del ecuatoriano Alfredo Intriago en el compromiso de la undécima jornada entre las selecciones de Colombia y Bolivia en Bogotá.

El argentino Baldassi fue blanco de los dardos de jugadores de las selecciones de Chile y Uruguay, que vieron perjudicados sus intereses de clasificación en el choque del miércoles en Santiago.

Al chileno Pozo, cuestionado por la prensa colombiana por una presunta tendencia localista en el partido que Venezuela ganó por 2-0 el martes en Puerto Ordaz, posteriormente fue acusado por jugadores y un médico de manifestar epítetos "racistas" contra los visitantes.

También 'rayos y centellas' cayeron literalmente sobre el árbitro colombiano Wilmer Roldán desde la prensa paraguaya, que hoy lo define como "localista, temeroso e incapaz" en el compromiso del miércoles que los líderes de las eliminatorias empataron en la agonía 1-1 con Ecuador en los 2.850 metros de altitud de Quito.

Baldassi expulsó a los 33 minutos al centrocampista Mauricio Isla justo cuando mejor jugaban los chilenos, que vieron como "apurada" e "injusta" la decisión del árbitro argentino.

Desde entonces el partido se puso cuesta arriba para 'La Roja', pese a que jugaba ante sus hinchas, y no tuvo armas para inquietar a Uruguay, según afirmó después el entrenador Marcelo Bielsa.

Pero el empate sin goles tampoco satisfizo a los forasteros, que aún lamentan "la mano" que el argentino presuntamente dio a Chile al ignorar un penalti a falta de dos minutos para el final.

Un defensor local paró claramente con la mano un centro del punta Edinson Cavani.

"Al final, otra vez Baldassi se equivocó, no sancionó un penal y aportó su grano de arena para que Uruguay no se llevara el triunfo en Chile", comenta hoy el diario 'El Observador'.

Tras el partido en la ciudad venezolana de Puerto Ordaz, el médico de la selección colombiana, Héctor Fabio Cruz, dijo haber sido testigo de las "afirmaciones racistas" del árbitro chileno Pablo Pozo cuando atendía al centrocampista Abel Aguilar, luego de la polémica falta por la que fue expulsado a los 27 minutos.

"Cuando fue a expulsar a Abel (Aguilar) gritaba (Pozo) como un histérico: '¡Saquen a ese negro, saquen a ese negro!'. Mario (Yepes, capitán de la selección colombiana) le dijo inmediatamente: '¿por qué lo tratas así?, ¡respétanos!'", declaró el doctor Cruz a periodistas a su regreso a Bogotá.

La versión del médico, que ha pedido a la Federación Colombiana levantar una "queja formal" contra Pozo, fue respaldada por el propio Aguilar, quien acusó a Pozo de abuso de autoridad.

"Hubo palabras que no fueron las adecuadas, esto no puede suceder. Creo que, independientemente de la rivalidad o de cualquier cosa, son situaciones que no se pueden presentar", dijo el jugador del Hércules de Alicante español.

"¡Nos decía negros!", sostuvo el delantero del Santos Laguna mexicano Carlos Darwin Quintero.

El presidente de la Federación Colombiana, Luis Bedoya, dijo hoy que se plantea protestar ante la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) por los arbitrajes del chileno y del ecuatoriano Alfredo Intriago, el sábado en el triunfo por 2-0 sobre Bolivia.

A Intriago no le perdonan en Colombia que por decisiones "apresuradas" y "sospechosas", según diarios locales, tres importantes jugadores titulares hubieran recibido la amonestación que los privó de jugar en Venezuela.

Fueron ellos el lateral izquierdo Pablo Armero, el centrocampista Fabián Vargas y el delantero Wason Rentería.

"Le habíamos advertido a la Conmebol, creo que nos perjudicaron bastante esos dos arbitrajes", dijo Bedoya tras remarcar que Chile y Ecuador son rivales directos de Colombia en la lucha por una plaza en Sudáfrica 2010.

En Paraguay, la prensa critica hoy fuertemente al colombiano Wilmer Roldán, "inepto" para un grueso sector al permitir los roces con los jugadores ecuatorianos y pasar por alto los excesos.

Los periodistas recuerdan que la presencia de Roldán se debió a la baja por lesión del designado para ese partido, el también colombiano Oscar Julián Ruiz.