ENTREVISTA - El fútbol español afronta un 'desastre financiero'

MADRID (Reuters) - Un desastre financiero podría absorber al fútbol profesional en España a menos que se tomen medidas para impedir a los clubes derrochadores que aumenten sus deudas, según el presidente del Osasuna.

Los clubes que no cuentan con los mismos ingresos que el Real Madrid o el Barça han estado viviendo por encima de sus posibilidades durante demasiado tiempo y el modelo económico que tienen es deficiente, explicó el presidente del equipo navarro, Francisco Izco, a Reuters en una entrevista.

"Si no hay cambios importantes, lo veo como un auténtico desastre financiero", explicó Izco en una entrevista por correo electrónico.

"Ha habido muchos desmanes a la hora de confeccionar las plantillas deportivas. El capítulo de gastos de los clubes no se ha controlado y se ha desmandado", agregó.

Las declaraciones de Izco, presidente del club de Pamplona desde 2002, llegan ahora que muchos clubes pequeños y medianos se enfrentan a un pronóstico real de quiebra y están intentando sobrellevar los salarios y los costes de las transferencias, mientras España sufre su peor recesión en al menos medio siglo.

El Valencia, dos veces finalista de la Liga de Campeones en la última década, ha reconocido que podría tener que vender a algunos de sus mejores jugadores y que se ha visto obligado a retrasar el pago de salarios y la construcción de un nuevo estadio.

José Maria Gay, profesor de contabilidad en la Universidad de Barcelona, ha calculado que los 20 clubes de la Liga tienen una deuda combinada de 3.000 millones de euros, casi la misma cantidad que los equipos de la Premier League inglesa deben a sus acreedores.

"El mundo del fútbol no es un sector ajeno a la situación general. Más que notarlo, lo sentimos que está ahí", explicó.

Predijo que el impacto de la crisis financiera sería más claro la próxima temporada, cuando los equipos se vean obligados a analizar su situación por la caída de la venta de entradas, los patrocinios y los derechos televisivos.

"Tiene que venir un periodo de adaptación a la nuevos tiempos", afirmó. "Hay que controlar el gasto y ajustar el presupuesto con los ingresos", añadió.

CONTROLES FINANCIEROS

La mayoría de los equipos profesionales en España están dirigidos por las llamadas sociedades anónimas deportivas (SAD), o sociedades limitadas deportivas.

Pero un puñado de equipos, como Osasuna, Real Madrid, Barcelona y Athletic de Bilbao, todavía funcionan como clubes deportivos, y miles de sus socios son propietarios, en lugar de un pequeño grupo de accionistas.

Desde el Gobierno se ha criticado a las SAD por lo que dicen es un abuso de las leyes de bancarrota, por las que los equipos comienzan sus trámites de quiebra para recortar su nivel de deuda y después continúan gastando por encima de sus posibilidades y vuelven a entrar en números rojos.

Izco sostuvo que el modelo de SAD necesitaba una supervisión e instó a las autoridades del fútbol a introducir controles financieros para obligar a los clubes a controlar sus gastos.

"El modelo actual es el de las sociedades mercantiles. Como modelo es correcto pero no ha funcionado en los clubes. No se ha logrado el objetivo que se perseguía", afirmó. "(Habría que) establecer unos sistemas de control financieros que verdaderamente controlen y hagan funcionar al fútbol".

Izco sostuvo que el Osasuna gozaba de buena salud financiera.

"Contamos, en nuestro caso, con un gran patrimonio y nos encontramos inmersos en varias actuaciones encaminadas a rentabilizar ese patrimonio. No está comprometida la continuidad del Club Atlético Osasuna pero sí que vemos imprescindible rentabilizar ese patrimonio para subsistir.