Iván Hurtado afirma que "Ecuador de local siempre ha sido fuerte"

  • Quito, 27 mar (EFE).- El capitán ecuatoriano, Iván Hurtado, dijo hoy que la selección de su país "siempre ha sido fuerte de local" y que ello "no cambiará contra Brasil", en el partido de este domingo, en la altura de Quito, en la undécima jornada de las eliminatorias sudamericanas del Mundial de Sudáfrica 2010.

Ecuador tratará de "ahogar" a Brasil en la altitud de Quito, dice Vizuete

Ecuador tratará de "ahogar" a Brasil en la altitud de Quito, dice Vizuete

La selección de Ecuador posa y se aisla de la prensa para ultimar su preparación

La selección de Ecuador posa y se aisla de la prensa para ultimar su preparación

Quito, 27 mar (EFE).- El capitán ecuatoriano, Iván Hurtado, dijo hoy que la selección de su país "siempre ha sido fuerte de local" y que ello "no cambiará contra Brasil", en el partido de este domingo, en la altura de Quito, en la undécima jornada de las eliminatorias sudamericanas del Mundial de Sudáfrica 2010.

"A nivel de eliminatorias todos los rivales son complicados, pero Ecuador como local siempre ha sido fuerte y ha trabajado para que eso se siga manteniendo", indicó el defensor a la prensa.

Hurtado, del Millonarios de Bogotá, aseveró que la idea de Ecuador es "ir, partido a partido, tratando de llegar al objetivo" de clasificarse al Mundial de Sudáfrica 2010.

"El domingo tendremos un gran oportunidad para acercarnos a ese objetivo (de) sumar puntos para ir al Mundial", enfatizó el jugador al aludir al compromiso que se disputará en Quito, ciudad ubicada a 2.850 metros sobre el nivel del mar.

El zaguero y capitán afirmó que el seleccionador ecuatoriano, Sixto Vizuete, tiene mucha confianza en los jugadores y comentó que el cuerpo técnico y los futbolistas analizaron "línea por línea" del conjunto brasileño.

Según Hurtado, la conclusión de esa revisión es que "Ecuador tiene un equipo muy fuerte, aunque eso no quiera desmerecer la capacidad que siempre ha tenido Brasil".

"Creo que va a ser un partido muy disputado, muy cerrado, de muy buen juego por la actitud de ambas selecciones, que tienen buenos jugadores, que han practicado un juego bonito, pero Ecuador tiene que ser práctico, desgastar al rival, quitarle la pelota, que con ella hace daño", anotó.

Hurtado, que frente a Brasil disputará el partido oficial número 168 con la camiseta ecuatoriana, aseveró que Ecuador se ha acostumbrado también a hacer daño con el balón.

Con relación a la presión, dijo que ésta se reparte para ambas selecciones, "porque si bien jugamos en Quito, la altura también nos afecta".

"La exigencia es mucho más para el local porque hay la obligación de cumplir con la gente y con nosotros mismos, porque después de 48 horas tenemos otro partido crucial frente a Paraguay", apostilló Hurtado.