La Comisión Médica de FIFA ratifica el veto al fútbol en altitud, según un diario

  • La Paz, 21 abr (EFE).- La Comisión Médica de la FIFA ratificó el veto a la disputa de partidos a más de 2.750 metros de altitud, que sólo serán posibles si los equipos tienen un período de aclimatación de entre tres y siete días, publica hoy 'La Razón', de La Paz.

La Paz, 21 abr (EFE).- La Comisión Médica de la FIFA ratificó el veto a la disputa de partidos a más de 2.750 metros de altitud, que sólo serán posibles si los equipos tienen un período de aclimatación de entre tres y siete días, publica hoy 'La Razón', de La Paz.

El médico costarricense Carlos Palavacini, integrante de esa comisión, explicó en entrevista con ese diario boliviano que la decisión "es firme" ya que, en su criterio, se tiene "normalizar el juego del fútbol".

"Hubo consenso para pedir una aclimatación para jugar por encima de 2.750 metros", aseguró el médico costarricense, al señalar que la decisión fue asumida en una reunión de la comisión médica en marzo pasado pero que se desconocía hasta hoy en Bolivia.

Según Palavacini, Bolivia debe jugar "más abajo", ya que en su opinión "no es una buena política" disputar partidos en estadios situados en altura para conseguir ventaja ante los rivales.

La selección boliviana disputa sus partidos en el estadio Hernando Siles de La Paz, a 3.577 metros de altitud.

"Pienso que todos los que van a jugar a La Paz van en desventaja", dijo Palavacini, ya que "los últimos 15 minutos de cada tiempo de juego son fatales" para los futbolistas que no están acostumbrados a disputar encuentros a más de 2.750 metros sobre el nivel del mar.

El galeno costarricense aseguró que en los próximos simposios médicos se analizarán los estudios realizados sobre la altitud por expertos bolivianos.

Estos trabajos determinan que no hace daño jugar en altura, algo que Palavacini pone en duda ya que, "si bien nadie se ha muerto (por los efectos de la altitud), no vamos a esperar que se muera alguien".

"Esperamos que se pueda llegar a un consenso político, porque (la postura) científica da la impresión de que a más de 2.700 metros hay problemas y hay que tener una adaptación", concluyó el médico.

Por este motivo, desde la comisión médica de la FIFA se instará en próximas reuniones a aplicar definitivamente este veto, con la presentación de pruebas científicas que demuestran que "no hay juego limpio" cuando se juega en altura.

La controversia acerca de la altura resurgió tras la goleada por 6-1 que sufrió el pasado 1 de abril la selección argentina de Diego Armando Maradona ante Bolivia en La Paz, en un encuentro por la fase suramericana de clasificación para el Mundial 2010.

Muchos de los integrantes de la selección albiceleste culparon a la altitud de la derrota, al punto de que el preparador físico de Argentina, Fernando Signorini, aseguró que "un jugador se puede morir" jugando en la altitud de La Paz.