La derrota rumana ante Serbia desata rumores sobre el cambio de seleccionador

  • Bucarest, 30 mar (EFE).- La derrota en casa de Rumanía ante Serbia (2-3) del sábado en el partido de clasificación para el Mundial 2010 dejó a la selección rumana casi sin opciones para un billete a Sudáfrica, y ha desatado rumores sobre el cese del seleccionador nacional, Victor Piturca.

La derrota rumana ante Serbia desata rumores sobre el cambio de seleccionador

La derrota rumana ante Serbia desata rumores sobre el cambio de seleccionador

Bucarest, 30 mar (EFE).- La derrota en casa de Rumanía ante Serbia (2-3) del sábado en el partido de clasificación para el Mundial 2010 dejó a la selección rumana casi sin opciones para un billete a Sudáfrica, y ha desatado rumores sobre el cese del seleccionador nacional, Victor Piturca.

El nombre del histórico Mircea Lucescu, venerado patriarca del fútbol rumano que entrena actualmente al ucraniano Shaktar Donetsk y pasó por el Inter de Milán, el Galatasaray y el Besiktas entre otros equipos, es el que más suena para sustituir a Piturca.

El entrenador rumano del Standard de Lieja Ladislau Boloni, el ex internacional del Chelsea Dan Petrescu y el antiguo preparador del Steaua y el Al-Hilal saudí Cosmin Olariu también aparecen en las quinielas.

La prensa rumana, internacionales, directivos de clubes de primera división y ex jugadores culpaban hoy a Piturca de la derrota y los malos resultados obtenidos hasta ahora por Rumanía en la fase de clasificación, y diarios como el generalista Adevarul reclamaban abiertamente su cese inmediato.

Los críticos recriminan al seleccionador sus planteamientos excesivamente defensivos, su carácter arisco y las tensas relaciones que mantiene con algunos de los mejores jugadores rumanos como el delantero de la Fiorentina Adrian Mutu.

El internacional rumano del Siena Paul Codrea también se quejó a la prensa de la posición en que le alineó ante Serbia Piturca, que se sentará en el banquillo en el próximo encuentro de clasificación que Rumanía disputará el miércoles a domicilio ante Austria.

Después del partido la Federación Rumana de Fútbol (FRF) analizará su situación y tomará una decisión sobre el futuro del seleccionador.

Los 600.000 euros con que la FRF habría de indemnizar a Piturca en caso de romper el contrato parecen un obstáculo importante para su cese y los directivos podrían estar esperando su dimisión.