Las selecciones sudamericanas vuelven a escena con urgencia de resultados

  • Bogotá, 26 mar (EFE).- La selección de Paraguay, líder absoluta de las eliminatorias sudamericanas, jugará este sábado el primero de dos partidos fuera de casa con la certeza de que la obtención de los seis puntos en sus excursiones a Montevideo y Quito debe anticiparle la reserva de pasajes al Mundial de 2010.

Las selecciones sudamericanas vuelven a escena con urgencia de resultados

Las selecciones sudamericanas vuelven a escena con urgencia de resultados

Bogotá, 26 mar (EFE).- La selección de Paraguay, líder absoluta de las eliminatorias sudamericanas, jugará este sábado el primero de dos partidos fuera de casa con la certeza de que la obtención de los seis puntos en sus excursiones a Montevideo y Quito debe anticiparle la reserva de pasajes al Mundial de 2010.

La undécima jornada, la que pasará a la historia por el debut oficial de Diego Maradona como seleccionador argentino, arrojará a la vez el primer saldo de las cuentas urgentes, sensatas o alegres, de diez selecciones en busca del mejor camino para ir a Sudáfrica.

Paraguay, líder con 23 puntos al cabo de diez jornadas, y los otros nueve países encararán desde este fin de semana sus restantes ocho encuentros con la perspectiva de que deben sumar 28 o 30 puntos para tomar, al menos, la última de las cuatro plazas directas previstas para Sudamérica en el próximo Mundial.

Al de 2006, disputado en Alemania, la selección ecuatoriana fue como cuarta clasificada con 28 puntos (el 51,8 por ciento de los 54 enteros en juego), y al de Corea del Sur y Japón de 2002 Paraguay llegó como cuarto país de la región al sumar 30 (el 55 por ciento).

Perú, colista con siete enteros, no puede perder el domingo con Chile en Lima ni en la casa de Brasil el miércoles pues su campaña por la quinta plaza, que da derecho a una repesca, se reducirá a la espera de un milagro, de esos en los que nadie cree, ya que los antecedentes oficiales indican que deben acreditarse 25 o 27 puntos.

Uruguay adquirió el derecho a la repesca para el último Mundial al sumar 25 puntos (el 46,2 por ciento) y el mismo camino tuvo que recorrer hasta el mundial de 2002 gracias a los 27 alcanzados

Para llegar al de 2006 Argentina puso el listón más alto al cosechar 34 puntos en los dieciocho partidos (62,9 por ciento de aprovechamiento) y para llegar al de 2002 el mismo país fijó un récord al ganar 43 de los 54 puntos posibles (79,6 por ciento).

Con estas variables matemáticas y según los ahorros alcanzados hasta ahora, los presupuestos en cada país adquieren prioridades 'sensatas', que ordenan sumar a cada partido; o 'urgentes', donde la clave es ceder lo mínimo para alejar el fantasma de la quiebra.

Y hasta cuentas 'alegres', como la anunciada por el presidente Evo Morales al afirmar que la selección boliviana, penúltima en la clasificación con nueve puntos de 30 posibles, "estará a un paso" de Sudáfrica si derrotan a Colombia en Bogotá y a Argentina en La Paz.

Los uruguayos, quintos con 13 puntos, tienen el dilema de recibir en casa a un rival que "de local o de visitante hace el mismo esquema posicional", según el entrenador Oscar Washington Tabárez.

En el esperado debut oficial de Maradona con una selección que parece volver a enamorar a los argentinos su colega venezolano César Farías ha recurrido a la psicología para tratar de salir del molesto octavo puesto y elevar la renta actual de diez puntos.

La 'vinotinto' llegó el martes a Buenos Aires con 23 jugadores y entre ellos diez que eliminaron a la 'albiceleste' de Sergio 'Checho' Batista en el Campeonato Sudamericano Sub'20.

Y frente la promesa de Farías según la cual "intentará jugar de igual a igual ante Argentina" Maradona se plantea enviar a la cancha su más temida fórmula ofensiva: Tevez-Agüero-Messi.

Para Colombia, el examen del sábado con la visita de Bolivia y el del martes en los pagos de Venezuela no permiten otro margen que los seis puntos en juego, y para ello deben encontrar el camino del gol.

Si potenciar la producción goleadora es la consigna de Colombia, para Bolivia la orden es ganar a como dé lugar, sin más licencias futbolísticas. Y un empate será nefasto para los intereses de ambos.

Como si se tratara de un antídoto escaso contra una epidemia generalizada, la urgencia de 'ganar o ganar' también condiciona la suerte de Perú y este domingo en una nueva edición del denominado 'clásico del Pacífico' con Chile.

Los de Marcelo Bielsa son cuartos con 16 puntos, los mismos de Argentina, dueños del tercer puesto y un mejor saldo de goles.

Y aunque sus cuentas 'sensatas' plantean arañar puntos fuera de Santiago o arrebatar todo el botín aprovechándose de las urgencias del rival, el técnico argentino juega con un problema latente: diez jugadores en el límite de las tarjetas amarillas.

Otras preocupaciones tiene el seleccionador inca José 'Chemo' del Solar, que no tendrá por suspensión al goleador Paulo Guerrero y trata de neutralizar un amago de rebelión de Roberto Palacios.

El 'Chorrillano' filtró a la prensa su disgusto con el llamado de jugadores que, a su juicio, no están en forma o son suplentes.

Sin citarlos, dejó en el aire los nombres de Claudio Pizarro y Jefferson Farfán, protagonistas en 2007 de una juerga con mujeres y licor en plena concentración tras el empate 1-1 con Brasil en Lima.

La selección brasileña, que en partidos de eliminatorias del Mundial ha caído en sus últimas dos excursiones a Ecuador, volverá a los 2.850 metros sobre el nivel del mar de Quito con el desafío de romper esa racha, no perder el rastro de Paraguay, que le lleva seis puntos de ventaja y, quizá, sin Kaká y Adriano en su mejor momento.

Más que un empate, a los de Dunga se les dibuja como urgencia la victoria este domingo, ya que firmaron tablas en su última salida, en Río de Janeiro ante Colombia (0-0) y la sombra de duda sobre el verdadero poder del conjunto también ha caído sobre el seleccionador ecuatoriano Sixto Vizuete.