Sáez: "La identificación de la ciudad con sus clubes y la presencia de jóvenes, el futuro de la LEB"

MADRID, 17 (EUROPA PRESS)

El presidente de la Federación Española de Baloncesto, José Luis Sáez, deseó que la Adecco LEB, en sus diferentes categorías, no sea considerada como "la segunda categoría del baloncesto" nacional porque apela a "buscar una identidad propia con jugadores jóvenes" y donde también esté involucrada la ciudad que acoge a cada equipo.

"Tenemos retos para la Adecco LEB, que es una potencia porque tenemos socios para crecer, y uno de ellos es cambiar el concepto de club por el de la ciudad. El club es muy importante, pero se enriquece cuando esté unido a la ciudad y la ciudad al proyecto", explicó en su comparecencia durante el Congreso Adecco LEB, que se celebra en Madrid.

Además, apela a que hay que "huir del concepto de segunda categoría". "No quiero que la Adecco LEB sea de segunda categoría, que pueda vivir de sí misma y se pueda seguir porque tiene factores que le hagan diferente a los demás. Contamos con 50 ciudades, que tienen un potencial tremendo y podríamos hacer cosas más allá de la cancha. Debemos de buscar una identidad propia y hay que involucrar a la ciudad", subrayó.

Por eso, reconoce que al baloncesto le falta "el factor de identidad", algo de lo que "hay que aprender del fútbol". "Proponemos que haya un mayor número de jugadores seleccionables, con más jugadores jóvenes y buscar fórmulas para que los equipos sean competitivos. También que se presente un proyecto serio y de calidad. Quiero que en esa ciudad existan proyectos técnicos, de promoción y sociales, que me van a servir más que el aval económico", recalcó, señalando que el objetivo es que el "baloncesto salga de las canchas" para llegar a la sociedad.

Sáez considera también que el "sistema de competición es la herramienta" para conseguir más activos y para llegar a todos los aspectos de la sociedad, advirtiendo que la industria que más mueve ahora es el divertimento por lo que hay que hacerla "más atractiva porque permitirá la llegada de los patrocinadores, de las instituciones y permitirá crecer en equipo".

Y es que el mandatario de la FEB no esconde su deseo de ser pionero en este deporte y mostró su intención de que la próxima temporada en la Adecco LEB se impongan las próximas normas FIBA. "Me gustaría que fuéramos la primera liga del mundo en estrenar las nuevas reglas, que deben de establecerse en el 2010", señaló.

Así, José Luis Sáez cree que están "en el camino acertado" tras crear en 1996 un "proyecto diferente". "Me gusta el concepto de la LEB, con 50 proyectos deportivos importantes porque va a repercutir en todo y el baloncesto tiene que llegar al último rincón. No vengo a debatir sistemas de competición porque no me gustan, pero tenemos una gran herramienta con 49 ciudades y un producto bueno, que está consolidado, y ahora en época de crisis también podemos crecer", dijo.

Cuestionado por las garantías económicas que se piden en esta competición en este momento de crisis económicas, señaló el intentar "adecuarlo" a la actual situación. "Prefiero asumir riesgos, que los clubes no desaparezcan. No he tenido que ejecutar ningún grandísimo porcentaje de aval, sólo hechos puntuables. Tengo que facilitar que el club siga en la competición y le exijo otras vías. En la LEB se han quedado muy poquitos jugadores sin cobrar", apuntó.

ADECCO DESEA "SEGUIR PROGRESANDO" CON LA FEB

Por su parte, el presidente de Adecco, Enrique Sánchez, subrayó que la empresa de trabajo temporal es conocida por "más de la mitad de las personas por el patrocinio deportiva". "Entendemos que el deporte es el mejor vector de comunicación en la sociedad. Fuimos conocidos por estar siete temporadas vinculados al Estudiantes y desde hace tres años con la FEB", recordó.

El directivo de Adecco recalcó que para ellos es "muy importante el deportista" y por ello se identifican con los valores de la LEB. "En 2006 Sáez nos contó su proyecto, que a diferencia de Estudiantes nos permitía cierta territorialidad, ya que son 49 ciudades en las que se celebra la competición. Fomentaba el baloncesto de base y hablaba de formación integral del deportista", dijo.

Así, aboga porque la LEB "no debe de ser la Segunda División sino una competición con su vida propia, que sirva de nexo entre el baloncesto de base y la primera competición". "Tenemos un acuerdo con un año más, pero con el deseo de seguir progresando y pegados a la FEB. Para nosotros es fundamental mezclarnos en el proyecto y darle valor", concluyó.