Florentino niega ofertas, pero no para ni en fin de semana


Ahora es Florentino el que se ve obligado a no enemistarse con todos los equipos fuertes de Europa, y asegura que él ‘No’ ha hecho oferta alguna a Mourinho ni a nadie que esté aún disputando su Liga. Vamos, que Florentino ha querido tranquilizar a todas las aficiones de Europa durante un par de semanas, y, sobre todo, ha querido explicar a los grandes clubes y en especial al Inter, que él no piensa hacer el pirata por esos campos de Dios y que acabará hablando, a su debido tiempo, con quien tenga que hablar. Aunque en una semana quiere tener casi todo atado.

En el caso de Mou, además, están por medio las declaraciones hechas por Moratti a un periódico italiano en las que decía que “para el Inter, el Madrid de Florentino y el Milán de Galliani son el eje del mal”. Quizás acordándose de Ronaldo y temiéndose lo peor con el técnico portugués.

Pero en todos los casos, y como el final de las principales ligas europeas coincide en el tiempo, más o menos, con la proclamación de Florentino como presidente blanco… no hay que ser muy listos para saber hasta cuando va a durar el silencio.

Porque si hasta hace unos días existía la posibilidad de que la pelea de la campaña exigiese poner nombres sobre la mesa para ganar las elecciones, después de la retirada del candidato Express (el señor Onieva duró poco más de 24 horas) no hay necesidad de entrar en ‘guerras’ ni de ver quien tiene más grande la lista de estrellas.

Sobre todo si no hacemos demasiado caso a un candidato que lo es sólo porque él lo ha dicho (como lo podrían decir algo así como 30 millones de españoles que quisiesen salir en los periódicos) y que lo único que había hecho hasta ayer era decir que ‘tiene’ a Drogba aunque no sabe el precio. Y ahora amenaza con meter al Real Madrid otra vez en los juzgados. Menuda obsesión que tiene el personal con llevar al Madrid a juicio.

Pero volviendo a lo que interesa, que es el futuro del banquillo blanco, Mou parece que sigue siendo el que más protagonismo se lleva en los medios, quizás por ser, sin lugar a dudas, el entrenador más mediático del mundo.

Ayer, al margen de la negativa de Florentino (que niega que le haya hecho una oferta, pero no niega en absoluto que se la vaya a hacer) quedaba claro que por parte y parte no habrá nada definitivo ni público mientras la Liga del Inter no haya terminado y, sobre todo, mientras Florentino no sea oficialmente presidente blanco, cosa que podría ocurrir el próximo primero de junio.

Después, si el portugués es el elegido, Florentino tendría que aceptar unas exigencias que dejarían en una situación un tanto extraña a Zidane y a Valdano. Al genio francés porque no le daría voz ni voto en la composición del equipo, aunque probablemente Zizou no pondría problemas. Y al argentino, porque pasaría a desempeñar la función de ‘primer ministro’. Y puede que esté perfectamente preparado para ella, pero seguro que echaría mucho de menos las labores futbolísticas.

Sin contar que lo más difícil puede ser que el propio Florentino se olvide de las cuestiones técnicas y le dé carta blanca para fichar, gastar, vender, organizar, ordenar y hacer todo, todo, todo lo que quiera sobre la parcela deportiva. Del resto de estrellas futuribles, el que más protagonismo tuvo el fin de semana fue Ribery, del que ha quedado bastante clara su marcha del Bayern. Porque así lo dijo Beckenbauer, quien aseguró en una entrevista que “es normal que los mejores clubes le quieran, y Manchester y Madrid son los mejores candidatos para él”.