Florentino Pérez confirma su candidatura a la presidencia del Real Madrid


El acto, celebrado este mediodía en el Salón Real del Hotel Ritz de Madrid, ha consistido en la presentación pública de su candidatura y el adelanto de los primeros detalles de la misma, como la posibilidad de que Jorge Valdano y Zinedine Zidane formen parte del proyecto. El recibimiento ha sido propio de un jefe de Estado: más de 200 periodistas procedentes de quinces países, treinta cámaras de televisión, 150 butacas ocupadas y enorme expectación en los aledaños del hotel madrileño.

Entre aplausos y sonriente, Florentino Pérez ha comenzado su comparecencia para confirmar “su meditada y firme intención” de presentarse a la presidencia del Real Madrid, “uno de los mayores honores con los que un madridista puede soñar”. Además, Pérez ha señalado que la decisión que tomó hace tres años fue equivocada: “Entendí que sería buena para el club. Sin embargo, se que los socios se preguntan por qué me fui”.

La convocatoria, que ha durado cerca de una hora y media, ha sido una toma de contacto con el madridismo. No ha anunciado futuribles fichajes ni ha precisado grandes puntos de su programa para la candidatura ya que, hasta que no se convoquen las elecciones (previstas el 14 de junio), no detallará los temas de su campaña. Ante las preguntas de los periodistas, Pérez ha dicho que Cristiano Ronaldo es “uno de los mejores jugadores del mundo”, que José Mourinho y Arsène Wenger son “dos magníficos entrenadores” y que el Fútbol Club Barcelona y el Manchester United están realizando “el mejor futbol del mundo”.

Frente a la inestabilidad, serenidad

El ex presidente, empleando su habitual lenguaje grandilocuente, ha destacado su labor en el club durante su primera etapa, en la que se lograron “grandes éxitos deportivos, la creación de la nueva ciudad del madridismo (en referencia a la ciudad deportiva de Valdebebas), la modernización del Santiago Bernabéu y la estabilidad económica”.

También ha aprovechado para criticar la labor de la anterior junta directiva presidida por Ramón Calderón, que ha calificado como “tres años de convulsión social impropias de la mejor institución del mundo”. En este sentido, Pérez ha afirmado que “tenemos que recuperar el tiempo perdido y hacer un esfuerzo económico importante”.

“Vuelvo con más ilusión que en el año 2000, con más ideas y con el compromiso de devolver la estabilidad institucional que necesita el club para generar confianza”, ha señalado el presidente ejecutivo de ACS. Sus palabras iniciales han concluido con el agradecimiento a la parroquia madridista y a los socios que, durante estos años, “han expresado su cariño y energía” y con un mensaje ilusionante: “Estamos trabajando en un proyecto espectacular”.