Alonso (Renault): "Estoy muy contento, llegábamos a la calificación sin saber cómo iba a responder el coche"

"El coche cada vez responde mejor"

SHANGHAI, 18 (EUROPA PRESS)

El piloto español Fernando Alonso (Renault) se mostró "muy contento" tras conquistar el segundo puesto en la parrilla de salida del Gran Premio de China, un resultado que aporta "mucha moral" a la escudería francesa, más aún teniendo en cuenta que el asturiano afrontó la calificación "sin saber cómo iba a responder el coche".

"Ha sido un fin de semana extraño para nosotros. Teníamos un coche completamente nuevo esta mañana y solamente tres vueltas. Llegábamos a la calificación sin saber cómo iba a responder el coche. Estamos muy contentos, nos da mucha moral a mí y al equipo", se alegró Alonso en la rueda de prensa posterior a la calificación.

El español destacó el "gran esfuerzo" de su equipo, que le permitió "por fin entrar cómodo en la Q3". "El resultado dentro de esta ronda depende de la gasolina y la estrategia, pero salir en primera línea es algo que no esperábamos, una grata sorpresa", señaló Alonso, que valoró como "notable" la mejora de su monoplaza tras introducir "alguna pieza nueva". "El coche cada vez responde mejor", aseguró.

De cara a la carrera, el asturiano llamó a "cruzar los dedos y tirar al máximo" para "seguir esta línea ascendente" que está trazando en este inicio de temporada. "Podemos ser competitivos, mañana es la prueba de la verdad", apuntó.

En este sentido Alonso aclaró que el rendimiento de su Renault "no fue un desastre" en las dos primeras carreras. "Cualquier pieza que te haga avanzar te va a llevar mucho más arriba. Si mejoras un poco te puedes ir siete, ocho, nueve posiciones mas adelante", explicó el piloto tras completar su mejor calificación desde el último Gran Premio de España en Montmeló, cuando fue segundo por detrás de Kimi Raikkonen (Ferrari).

Además, Alonso afirmó que ha abandonado el KERS "por motivos de seguridad" y extendió su felicitación por la mejora de su monoplaza al equipo de mecánicos de Renault. "En las últimas tres o cuatro semana ha habido mucha incertidumbre. Los mecánicos durmieron una o dos horas para trabajar en el coche", concluyó