Alonso (Renault): "No me imagino retirarme sin haber ganado al menos otro campeonato"

"El KERS sólo provoca pérdidas de dinero"

MADRID, 17 (EUROPA PRESS)

El piloto español Fernando Alonso, doble campeón mundial de Fórmula 1 en 2005 y 2006, aseguró que por su cabeza no pasa retirarse antes de ganar "al menos" otro campeonato, ya que tiene por delante "unos cuanto años aún para disfrutar al máximo" y aprovechar que a sus 27 años se siente "mejor como piloto, con más experiencia y con más capacidad de desarrollar un coche".

"Tengo sólo 27 años y no me imagino retirarme sin haber ganado al menos otro campeonato. Tengo unos cuantos años aún para disfrutar al máximo y me siento mucho mejor como piloto, con más experiencia, con más capacidad de desarrollar un coche. En estos próximos años, tengo que ganar algún campeonato", aseguró Alonso en una entrevista a 'Público' recogida por Europa Press.

En este sentido, el asturiano explicó que "nunca" ha pensado en abandonar la Fórmula 1 porque "la vida no sería la mismo", ni siquiera tras su tortuoso paso por McLaren-Mercedes, escudería que vuelve a estar envuelta en un problema judicial por la mentira de Lewis Hamilton en Australia.

"Han estado muchas veces en Paris para declarar en los últimos años y esto es muy triste para todos, para sus patrocinadores, y yo no quería formar parte de aquella filosofía", señaló el piloto, que desgranó los cambios que él introduciría en el 'Gran Circo' si fuera presidente de la Federación Internacional de Automovilismo (FIA).

ELIMINARÍA EL KERS Y LA LIMITACIÓN DE PRESUPUESTO PARA LOS EQUIPOS

Alonso entiende que la FIA "no debería meterse en los presupuestos de los equipos" porque es "cada escudería la que debe decidir cuánto dinero se gasta". "Los propietarios son ellos. Es como si la Federación de Fútbol le dice al Milán 'el año que viene solo puedes comprar un jugador'. No. El Milan debe saber cuántos futbolistas tiene que fichar", comparó.

Además, el español eliminaría ya el novedoso sistema KERS "porque solo provoca pérdidas de dinero" y retornaría al sistema de dos fabricantes de neumáticos. "Cuando estaban Michelin y Bridgestone había una buena lucha. Ahora es todo más previsible, los mejores ganan siempre y aquellos que no van bien no ganarán nunca", se quejó Alonso, tras solicitar "continuidad en las reglas" porque, si no, "la gente se queda muy confundida en casa y la F! pierde un poco de interés".

Respecto a la polémica de los difusores, la herramienta que ha empleado Brawn GP para dominar en Australia y Malasia, el asturiano consideró que hacen "los adelantamientos más difíciles porque hay más turbulencia", al tiempo que avisó de que "en esta carrera (China) en adelante, será imposible" rebasar a un rival.

Respecto al futuro de la Fórmula 1, Alonso se mostró aún más escéptico. "No quiero ni pensar qué pasará con lo que venga. Las escuderías son las únicas que saben cómo debe continuar la F1. Ellos saben cómo funciona todo. La FIA debe garantizar la seguridad en los circuito, hacer las verificaciones. Nada más", lamentó.

Por último, el piloto reflejó su "extrañeza" respecto a la competición que le ha encumbrado en dos ocasiones como campeón mundial. "Aquí hay un poco de todo, un poco de deporte, un poco de 'show'... Es un poco extraño desde el punto de vista del piloto. he dicho esto más o menos desde que llegué a la F1. Todos pensaban que era joven, que decía cosas extrañas. Ahora se está entendiendo", concluyó Alonso.