(Ampl.) Button alarga el festival de Brawn con un nuevo triunfo y Alonso, combativo, acaba quinto

MONTMELÓ (BARCELONA), 10 (EUROPA PRESS)

El inglés Jenson Button (BrawnGP) reafirmó hoy su liderato en el Mundial de Fórmula 1 al vencer en la 53ª edición del Gran Premio de España en el Circuit de Catalunya, con su compañero Barrichello en segunda posición, en una carrera accidentada en su inicio en la que el español Fernando Alonso acabó en quinta posición, tras una buena salida, y que terminó con el abandono de seis monoplazas.

Los BrawnGP volvieron a dominar el asfalto de Montmeló, como ya hicieran en distintas tandas de entrenamientos libres y en la calificación del sábado. Button, con la 'pole', cedió en la salida la primera posición en favor de su compañero Barrichello, que tiró con fuerza y de seguida puso tierra de por medio respecto al resto de pilotos.

Una mala estrategia de carrera, o buena si se piensa en órdenes de equipo, propició que Button volviera a la primera posición tras la segunda entrada de 'Rubinho' a boxes, con la posterior decepción del brasileño, que aseguró no entender la decisión de su equipo de cambiarle la estrategia establecida.

La salida fue accidentada, pues en la segunda curva se produjo un accidente múltiple que dejó fuera de carrera, a las primeras de cambio, a Trulli (Toyota), Buemi y Bourdais (Toro Rosso) y Sutil (Force India). El italiano tuvo que salir de pista para evitar un primer choque, aunque a su regreso embistió a Sutil, provocando que los dos Red Bull colisionaran entre ellos. Los finlandeses no tuvieron tampoco su día, pues Kovalainen (McLaren) y Raikkonen (Ferrari) tuvieron que abandonar por problemas mecánicos.

El gran beneficiado de este inicio loco fue el piloto español Fernando Alonso, que con una gran salida, marca de la casa, se coló entre los dos Toyota (Trulli y Glock) para, a final de recta, superar al alemán y colocarse sexto, justo por detrás de Webber (Red Bull). En cabeza, Barrichello adelantó a Vettel (Toro Rosso) y a su compañero Jenson Button, el 'pole man', para ponerse en cabeza.

Debido a los accidentes, hizo aparición en pista el Safety Car para rodar al frente del pelotón durante un total de cuatro vueltas. Tras su regreso a 'pit', todo continuó igual aunque Alonso estuvo a punto de superar a Webber, más cargado que el bicampeón del mundo, aunque el australiano defendió su quinta plaza en un duelo en que ambos monoplazas se llegaron a tocar.

Alonso, finalmente, pudo cruzar la bandera a cuadros en una meritoria quinta posición, subiendo tres lugares respecto a su posición en la parrilla de salida. El asturiano superó a los Toyota en la salida y a un Massa falto de gasolina en la última vuelta, enloqueciendo a la afición. Este buen resultado, a tenor del potencial de Renault en esta temporada, es bueno porque le permite sumas más puntos y le hará olvidar el abandono del año pasado aquí, en Catalunya, cuando rodaba en posiciones delanteras.

El bicampeón del mundo tuvo cuatro situaciones complicadas en pista, pues tras la citada con Webber, Alonso tuvo otro contacto con Hamilton, a la salida del segundo repostaje del asturiano. El inglés intentó volver a superar al asturiano, aunque éste cerró bien los espacios pese a tener un coche más lento que el actual campeón del mundo.

Además, el inicio de Gran Premio fue disputado, pues el de Renault se metió entre los dos Toyota. Pero la acción más arriesgada del español fue, sin duda, el adelantamiento en la última vuelta a Massa (Ferrari). El brasileño, que apenas pudo cruzar la línea de meta arrastrándose pues su F60 se quedó sin combustible, vio como perdía la cuarta plaza en favor de Vettel (Red Bull) y la quinta en favor del asturiano, que le superó por el exterior de la pista en una curva rápida de izquierdas.

Y es que el papel de los Ferrari en Catalunya dejó mucho que desear. Pese a mejorar los pobres tiempos de los primeros libres, espabilaron, y mucho, en la última tanda del sábado, aunque en la calificación Raikkonen tiró el trabajo por la borda -no así Massa, cuarto-. Hoy, el finlandés aprovechó los accidentes al inicio para subir 6 posiciones, para ponerse décimo, aunque abandonó por problemas mecánicos. Esto, sumado al hecho que Massa se quedara sin combustible, acabó con las opciones de remontar el vuelo para la escudería italiana.

Por su parte, el vigente campeón del mundo, el inglés Lewis Hamilton (McLaren-Mercedes), tampoco pudo completar un buen fin de semana y se quedó fuera de los puntos, pues acabó en novena posición por detrás del alemán de Williams, Nico Rosberg. Kovalainen, compañero del inglés, abandonó en la vuelta seis con problemas hidráulicos.