(Ampl.) Vettel (Red Bull) gana domesticando una lluvia que deja a Alonso (Renault) sin puntos

SHANGHAI, 19 (EUROPA PRESS)

El piloto alemán Sebastian Vettel refrendó su 'pole' para liderar el doblete de Red Bull en un Gran Premio de China marcado de principio a fin por la lluvia, circunstancia que acusó especialmente Fernando Alonso (Renault), noveno y fuera de los puntos pese a salir desde la primera línea.

Vettel mostró su dominio bajo la lluvia y se apuntó en el circuito chino el segundo triunfo de su carrera tras el que logró en Monza (Italia) el año pasado. En el podio le acompañaron su compañero de equipo, el australiano Mark Webber y Jenson Button (Brawn GP), que continúa como líder del Mundial.

Noveno y fuera de los puntos acabó Fernando Alonso, tras dos percances que sepultaron sus esperanzas de sumar en Shanghai, uno al inicio y otro casi al final. La carrera se le torció al asturiano desde el principio, cuando la lluvia obligó a una larga salida lanzada de siete vueltas encabezada por el 'safety car'.

Alonso, el piloto menos cargado de toda la parrilla, se vio obligado a entrar en 'boxes' para repostar y la mala fortuna provocó que lo hiciera justo un momento antes de que el coche de seguridad abandonara el asfalto. Como consecuencia, se vio relegado al último puesto.

El español navegó toda la carrera contracorriente y, empleando su habitual destreza bajo la lluvia, fue ganando posiciones poco a poco. Sin embargo, un trompo en el tercio final de la prueba, cuando ya ocupaba posiciones delanteras, le retrasó de nuevo hasta el decimotercer puesto, y de ahí hasta el final solo pudo remontar hasta el novena, fuera de los puntos.

VETTEL EXHIBE UNA MADUREZ IMPROPIA DE SU JUVENTUD

Por delante, Vettel, que partía desde la 'pole', exhibió una maestría impropia de su juventud para dominar los nervios y el empuje de Button, que buscaba su tercera victoria consecutiva tras Australia y Malasia. El alemán, de 21 años, lideró un doblete histórico de Red Bull ya que Webber acabó por delante de líder del Mundial. Supuso la primera victoria de la escudería y el mejor resultado histórico del australiano.

Detrás de los tres pilotos que se subieron al podio, Rubens Barrichello (Brawn GP) mantuvo a raya los McLaren Mercedes. Lewis Hamilton, quinto, y Heikki Kovalainen, sexto, evidenciaron la mejoría de las 'flechas plateadas' a pesar de sus trompos. En la zona de puntos también acabaron Timo Glock (Toyota) y Sebastien Buemi (Toro Ross), que mantuvo un bonito duelo con Alonso durante gran parte de la prueba.

En las antípodas del éxito de Red Bull se volvió a situar Ferrari, que sigue con el casillero huérfano de puntos después de tres carreras, su peor inicio en 28 años. Esta vez, Felipe Massa se vio obligado a abandonar por un problema eléctrico en su monoplaza y Kimi Raikkonen acabó décimo, dando sentido a sus duras palabras tras la calificación en las que cuestionaba el potencial actual de la escudería italiana.

Tras otra carrera muy accidentada por la lluvia --el coche de seguridad salió a pista tres veces-- el Mundial se traslada a Bahrein, que el próximo domingo acogerá la cuarta prueba de la temporada. Como líder llegará Button, que cuenta con seis puntos de ventaja sobre Barrichello y once sobre Vettel y Glock, mientras que Alonso ya está a 17 puntos del británico.