ÚLTIMA HORA 13:51 Un avión con medio centenar de pasajeros se estrella en el norte de Pakistán al poco de despegar

Button gana un Gran Premio de Malasia marcado por la lluvia

SEPANG, Malasia (Reuters) - El británico Jenson Button ganó el domingo el Gran Premio de Malasia de Fórmula Uno, que finalizó de manera prematura a causa de la intensa lluvia, y logró de este modo su segunda victoria consecutiva en dos carreras para el nuevo equipo Brawn GP.

Por quinta ocasión en la historia de la F1, sólo se otorgaron la mitad de los puntos porque en el momento en el que se interrumpió la competición se habían completado únicamente 32 de las 56 vueltas establecidas.

Uno de los pilotos que se quedaron sin puntos fue el español Fernando Alonso, cuyo Renault iba en undécima posición cuando la carrera se detuvo en un circuito en el que el asturiano ganó en 2005.

Los jueces mostraron la bandera roja cuando un diluvio, acompañado por truenos y rayos, hizo imposible la conducción incluso detrás del auto de seguridad.

Button, líder del campeonato del mundo, volvió a salir desde la "pole position" tras el doblete "uno-dos" de Brawn en Australia y encabezaba la prueba en Sepang cuando los comisarios deportivos detuvieron la carrera.

El británico, quien también ganó en Melbourne con el coche de seguridad en la pista, en la apertura de la temporada 2009, ya había realizado cuatro paradas en boxes por las cambiantes condiciones meteorológicas, que tornaron caótica y peligrosa a la prueba.

"¡Qué carrera más loca ha sido!", dijo el inglés, de 29 años, después de la celebración en el podio. "Todavía no he visto la bandera a cuadros (en esta temporada) sin el auto de seguridad por delante", agregó.

"Eran condiciones realmente malas (...), no podías ver el circuito", indicó Button, quien obtuvo la tercera victoria de su revitalizada campaña en la F1, luego de que Brawn reemplazara a Honda en la categoría.

Tras "navegar" hacia el triunfo, el inglés lidera las posiciones del Campeonato de Pilotos con 15 unidades, cinco más que su compañero de equipo, el brasileño Rubens Barrichello, en tanto Brawn encabeza el certamen de Constructores con 25, por delante de Toyota, con 16,5.

HEIDFELD SEGUNDO

El alemán Nick Heidfeld fue segundo para el equipo BMW Sauber, mientras su compatriota Timo Glock se ubicó tercero, según resultados basados en las posiciones al final de la vuelta 31.

El italiano Jarno Trulli, tercero con Toyota en Melbourne, terminó cuarto por detrás de su compañero de equipo, Glock, en tanto Barrichello terminó quinto.

El australiano Mark Webber (Red Bull) fue sexto, por delante del campeón mundial de McLaren, el británico Lewis Hamilton, y del alemán Nico Rosberg, quien consiguió medio punto para Williams por su octavo puesto.

"Fueron las condiciones más peligrosas que he visto en mi vida, sin duda", dijo Hamilton.

El campeón mundial de constructores, Ferrari, no sumó punto alguno por segunda carrera consecutiva y se mantiene en cero en la temporada.

El brasileño Felipe Massa terminó noveno y el finlandés Kimi Raikkonen quedó decimocuarto, tras haber cambiado a neumáticos para lluvia extrema demasiado pronto y pagar el precio por esa equivocación.

"Otra carrera desastrosa y no podemos poner excusas por esto", subrayó el gerente de la escudería Ferrari, Luca Baldisserri.

"Ahora, debemos tratar de dar vuelta las cosas y salir rápidamente de esta situación", añadió.

Hubo confusión después de que se detuviera la carrera, con los pilotos esperando una improbable reanudación, mientras el reloj avanzaba hacia el límite de dos horas y la luz del día desaparecía.

Con Glock por delante de Heidfeld en el momento de ondear la bandera roja, también hubo incertidumbre respecto a las posiciones finales del podio.

La última carrera suspendida por lluvia fue en Australia en 1991, cuando la prueba se detuvo tras 14 vueltas de un total de 81. Otras competencias fueron interrumpidas brevemente por accidentes bajo diluvios o largadas nuevamente.