Ferrari asegura que quiere defender sus intereses y los del resto de equipos que participan en el Mundial

Ferrari asegura que quiere defender sus intereses y los del resto de equipos que participan en el Mundial

Ferrari asegura que quiere defender sus intereses y los del resto de equipos que participan en el Mundial

MARANELLO (ITALIA), 20 (EUROPA PRESS)

La escudería italiana Ferrari aseguró que el ejercicio de su derecho a veto sobre el nuevo reglamento de la FIA para la próxima temporada se debe a "la defensa de sus propios intereses y los del resto de equipos que participan en el Campeonato del Mundo de Fórmula Uno", y recordó que en caso de no alcanzar un acuerdo formará parte de otras competiciones "consonantes al calibre de la marca".

"La FIA puede imponer a los equipos inscritos para el Campeonato del Mundo 2010 unas normativas que han sido aprobadas de forma unilateral y sin respetar los procedimientos acordados previamente. Por ello, Ferrari se ha visto forzado a usar su derecho a veto", aseguró la escudería italiana a través de un comunicado publicado en su página web.

"El tribunal ha reconocido la validez del derecho a veto de Ferrari, así como el hecho de que esta disputa es de naturaleza contractual y que no es una materia que competa a un tribunal de la FIA, sino a los tribunales ordinarios de justicia civil", se afirmaba en el comunicado.

El equipo transalpino subrayó que, según el tribunal, "el derecho de veto se debería haber ejercido durante las reuniones del Consejo Mundial del Motor los días 17 de marzo y 29 de abril. Y por eso se optó por la vía legal civil debido a la urgencia del asunto", dijo, reafirmando su "intención de trabajar en el ámbito de la FOTA y en colaboración con la FIA y con los poseedores de los derechos comerciales" para encontrar una salida a la situación.

Así, desde Ferrari se confirmó que la intención es lograr un Campeonato del Mundo de Fórmula 1 "cuyas normas sean iguales para todos y se garantice la estabilidad reglamentaria, prosiguiendo en el metódico y progresivo proceso de disminución de costes iniciado los meses pasados".

"Si no fuese posible alcanzar un acuerdo entre las partes implicadas tras lo decidido por el Consejo de Administración del 12 de mayo pasado, Ferrari no procederá a la inscripción de sus monoplazas en la competición", explicó la escudería a través del comunicado oficial.

El plazo para la inscripción de los equipos estará disponible desde el próximo viernes hasta el 29 de mayo. Sin embargo, desde Maranello no se mostraron partidarios de estar en "una competición que perdería las características que han hecho de la F1 la máxima expresión del deporte automovilístico".

De esta forma, y "sin la razón que ha llevado a Ferrari a la participación ininterrumpida desde 1950 de la casa de Maranello", desde la escudería italiana se reiteró que la intención es "competir en carreras consonantes al calibre de la marca y adecuadas al nivel de innovación y progreso tecnológico", advirtieron desde el equipo de las 'balas rojas' a través del comunicado.