Ferrari marca el ritmo en los entrenamientos de Sepang

Ferrari marca el ritmo en los entrenamientos de Sepang

Ferrari marca el ritmo en los entrenamientos de Sepang

SEPANG, Malasia (Reuters) - Kimi Raikkonen fue el más rápido el viernes en los entrenamientos del Gran Premio de Malasia, que terminaron encabezados por los dos Ferrari y con el Mundial de Fórmula 1 de nuevo en marcha, tras un difícil inicio de temporada.

Raikkonen, que fue campeón del mundo en 2007 y el año pasado ganó en Sepang, marcó una vuelta rápida de un minuto 35,707 segundos por la tarde, acabando con las cuatro sesiones de reinado de Nico Rosberg en lo alto de las tabla.

Su compañero en Ferrari, el brasileño Felipe Massa, fue el segundo más rápido con un tiempo de 1'35''832.

El español Fernando Alonso acabó decimoquinto en la segunda sesión libre en el circuito de Malasia.

Ninguno de los dos pilotos de la escudería italiana logró puntos en la carrera de Australia, que abrió la temporada, en el peor comienzo de que tiene el equipo desde 1992.

Rosberg, que fue el más rápido en las tres sesiones de entrenamientos del Gran Premio de Australia, y su compañero en Williams, Kazuki Nakajima, habían terminado primero y segundo en la húmeda sesión matinal.

Raikkonen tuvo que superar un contratiempo al principio de la jornada, cuando su garaje se llenó de humo al final de la primera sesión. Además, por la tarde tuvo problemas con el nuevo sistema de energía cinética KERS.

El Red Bull de Sebastian Vettel fue el tercero más rápido de la tarde, seguido por Rosberg.

A su vez, el líder del campeonato, el piloto de Brawn GP Jenson Button, se mostró rápido por la mañana en el circuito donde logró su primer podio en 2004, aunque después quedó por detrás de Rosberg y Nakajima.

El británico fue tercero por la mañana y séptimo por la tarde, mientras que su compañero de equipo, el brasileño Rubens Barrichello, que fue segundo en Melbourne, terminó cuarto y sexto, respectivamente.

En cuanto al campeón del mundo, Lewis Hamilton, fue el séptimo más veloz de la mañana en su McLaren, un día después de verse despojado del tercer puesto de la carrera australiana por "confundir de forma deliberada" a los jueces en una investigación después de la carrera.

Para completar sus problemas, el británico, de 24 años, fue además multado con 1.200 euros por acelerar en el 'pit lane'.

El otro monoplaza de McLaren, conducido por el finlandés Heikki Kovalainen, fue noveno por la tarde.