Ferrari se une a los equipos de la F-1 para 2010

LONDRES (Reuters) - La posibilidad de que Ferrari se retirase de la Fórmula Uno desapareció el viernes cuando los campeones se unieron a otros equipos y firmaron condicionalmente para la próxima temporada.

Un comunicado de la Asociación de Equipos de Fórmula Uno (FOTA, en sus siglas en inglés) dijo que todos sus miembros habían cumplido con el plazo impuesto por la Federación Internacional del Automovilismo (FIA).

Ferrari, los antiguos campeones Renault, Toyota y los dos equipos de Red Bull habían amenazado con irse si no se revisaban las normas para 2010 tras una polémica por la propuesta de limitar el presupuesto a 40 millones de libras (45,7 millones de euros).

FOTA, cuyos miembros se reunieron con el presidente de la FIA Max Mosley en Mónaco la semana pasada, han estado intentado hallar una solución al impase desde que se publicó la normativa el mes pasado.

El comunicado dijo que todos los equipos se comprometían a participar hasta 2012 siempre que se cumplan unas condiciones claves.

En primer lugar, se firmará una nueva versión del confidencial Acuerdo de Concordia entre los equipos, la FIA y el jefe supremo comercial Bernie Ecclestone, que dirige el deporte, para el 12 de junio.

En segundo lugar, las normas para 2010 se basarán en las actuales reglas del 2009 "modificadas según las propuestas que la FOTA ha presentado a la FIA".

La FOTA indicó que las solicitudes de participación fueron presentadas dando por hecho que a todos los miembros se les permitirá competir en 2010.

"Todos los equipos de la FOTA esperan ahora con optimismo colaborar de forma proactiva y productiva con la FIA, con la vista puesta en establecer una sólida base sobre la que se pueda levantar una saludable y exitosa Fórmula Uno en el futuro, que ofrezca una perdurable estabilidad y una acertada gestión", añadió el comunicado.

La FOTA dijo que unánimemente se había acordado llevar a cabo más "acciones significativas para reducir sustancialmente los costes de la competición del campeonato en los próximos tres años".

También dijo que se crearía "un mecanismo que preservará la competición tecnológica y el desafío deportivo y, al mismo tiempo, facilitaría la entrada de nuevos equipos al campeonato de F-1".