Fórmula 1.- BrawnGP, Williams y Toyota se enfrentan a protestas por sus polémicos difusores

MELBOURNE (AUSTRALIA), 26 (EUROPA PRESS) A escasas horas para que dé comienzo el Mundial 2009 de Fórmula 1, que echará a andar el próximo domingo en el circuito australiano de Albert Park, tres equipos, BrawnGP, Williams y Toyota, se enfrentan a una protesta formal de varios rivales debido a sus polémicos difusores. Estas tres escuderías creen haber encontrado una laguna en la normativa que les permite ejecutar unos novedosos difusores, elementos que se encuentran situados en la parte inferior trasera de los monoplazas y que tienen como objetivo acelerar el flujo de aire que discurre por debajo del coche, incrementándose con ello la adherencia. Sin embargo, cuatro de sus rivales, BMW-Sauber, Ferrari, Red Bull y Renault, han presentado una queja formal, cuestionando la legalidad de esos diseños y asegurando que esos monoplazas "no cumplen los reglamentos técnicos". La Federación Internacional de Automovilismo (FIA) señaló hoy que representantes de los tres equipos han sido instados a comparecer ante los delegados de carrera en el circuito de Albert Park, para explicar su postura ante esta controversia. Los jueces de la competición deberán ahora decidir si permiten a los monoplazas de esos tres equipos en cuestión tomar la salida en Melbourne con esos difusores. No obstante, es previsible que, sea cual sea la decisión de la FIA, exista una apelación de las escuderías que salgan perjudicadas, por lo que legalidad de ese diseño posiblemente no sea conocida de manera firme hasta una fecha posterior.