Hamilton (McLaren-Mercedes): "No soy un mentiroso, fui engañado"

"Mi director deportivo me engañó y me dijo que no revelara información y eso es lo que hice"

SEPANG (MALASIA), 3 (EUROPA PRESS)

El piloto británico Lewis Hamilton (McLaren-Mercedes) compareció en rueda de prensa para explicar los hechos que sucedieron en su comparencia ante los comisarios de carrera tras el Gran Premio de Australia y aseguró estar "muy avergonzado" por lo sucedido y se defendió de las acusaciones diciendo que no es "un mentiroso".

El vigente campeón del mundo tuvo que declarar ante la FIA junto a su director deportivo Dave Ryan por el incidente al permitir a Jarno Trulli (Toyota) que le adelantara con el 'safety car' en pista. El italiano fue sancionado y Hamilton ascendió a la tercera plaza.

Días después Toyota decidió no recurrir, pero la FIA reabrió la investigación al tener nuevas pruebas y con las conversaciones de radio entre Hamilton y su equipo, decidió descalificar al inglés y quitar los puntos a su escudería.

"No soy un mentiroso. No soy deshonesto. Soy un jugador de equipo. Fui engañado. Pero quiero pedir perdón a mis aficionados, que han creído en mí durante años en los que he demostrado cómo soy", aseguró en rueda de prensa.

Hamilton no dudó en calificar la situación que atraviesa como "muy embarazosa" y la "peor" de su vida justificando de este modo su comparecencia. "Estoy en mi derecho como ser humano de comparecer ante vosotros para deciros qué pasó exactamente y levantar las manos. No puedo decir cuánto lo siento. Lo siento por el equipo y por mi familia", indicó.

El joven inglés relató su versión de los hechos. "Después de las entrevistas con la prensa, me llamaron los comisarios y mientras esperaba para declarar, mi director deportivo me engañó y me dijo que no revelara información y eso es lo que hice", explicó.

Así, insiste en que no hicieron "nada mal" ya que sólo fueron a decir qué había ocurrido durante la carrera y negó que su intención fuera perjudicar a Trulli. "Jarno hizo una carrera fantástica y no tenía intención de que le penalizaran. Yo no hice eso. Yo había ganado mis puntos y mis posiciones con mi duro trabajo y yo no pienso de esa forma", comentó.

Además, pidió disculpas a los comisarios de carreras por haberles hecho "perder el tiempo" y "volverse locos". "Me siento muy, muy avergonzado por la situación: por el equipo, y por Dave (Ryan) que ha sido un buen miembro del mismo durante años y no creo que haya sido su intención...", reiteró.

"SI EL EQUIPO ME PIDE QUE HAGA ALGO, LO HAGO".

El británico se define como un "miembro del equipo" y asegura que actuó en consecuencia. "Si el equipo me pide que haga algo, generalmente lo hago. No tuve tiempo de pensar en lo que iba a hacer. Fui y lo hice y me sentí torpe y muy incómodo. Creo que los comisarios pudieron verlo y creo que por eso estoy aquí. Nunca me he sentido tan mal, tratad de poneros en mi situación y comprendedlo. No soy un mentiroso. Y para la gente que lo piensa... qué puedo decir", apuntó.

También quiso pedir perdón a la prensa por no haber hablado ayer. "He cometido un gran error y he aprendido de ello. Ayer no quise hablar porque tenía que asimilar muchas cosas. Pero estoy aquí para pedir perdón y aseguraros que no volverá a pasar", añadió.

Por último, es consciente de que la FIA podría tomar más medidas en su contra. "Estoy seguro de que la FIA actuará en consecuencia y del modo correcto. No sé qué va a pasar en el futuro. Yo estoy centrado en la carrera y en intentar superar esto, aprender y crecer", finalizó.