Intxausti (Fuji-Servetto) volverá a los entrenamientos, una vez superada la fractura de su clavícula derecha

MADRID, 8 (EUROPA PRESS)

El ciclista vasco Beñat Intxausti (Fuji-Servetto) volverá la próxima semana a los entrenamientos apenas veinte días después de la fractura de la clavícula derecha que sufrió en el transcurso de la quinta etapa de la Vuelta a Castilla y León.

"Afortunadamente no he tenido que pasar por el quirófano, la fractura está soldando bastante bien y la próxima semana ya podré volver a salir, aunque ya esta semana he estado en la bicicleta estática", comentó el corredor de Josean Matxín explicando que "la caída llegó en el peor momento".

"Las carreras de casa como Llodio, Estella y sobre todo la Vuelta al País Vasco eran mi gran objetivo. Además, existía la posibilidad de estar en el equipo del Giro de Italia, algo que me hacía especial ilusión, ya que sería mi debut en una carrera de tres semanas, un tipo de pruebas que considero que me pueden ir bastante bien", lamentó.

De todos modos, el de Amorebieta-Echano considera que la campaña está siendo bastante buena. "Quedé muy satisfecho de como anduve en las etapas más duras de Andalucía y en Castilla y León me vi, hasta la caída, con un punto de forma que me daba mucha moral de cara a las pruebas vascas, confío en recuperarme cuanto antes y tener opciones de demostrarlo", señaló.

Pese a este contratiempo, Intxausti no se muestra pesimista, aunque "lógicamente hay que replantear el calendario". "Tengo muchas ganas de correr una 'grande' y si no puede ser el Giro, querría ganarme un puesto para la Vuelta, si el equipo finalmente participa", destacó el de Fuji-Servetto que dio las gracias "a todo el equipo por lo que está haciendo en estos momentos".