La mala suerte tiene premio

  • Washington, 3 abr (EFE).- El gafe se tornará en premio para el que consiga arrancar las sonrisas del público con su historia de mala suerte, con la que podrá ganar 2.000 dólares y unas vacaciones patrocinadas por una agencia estadounidense.

La mala suerte tiene premio

La mala suerte tiene premio

Washington, 3 abr (EFE).- El gafe se tornará en premio para el que consiga arrancar las sonrisas del público con su historia de mala suerte, con la que podrá ganar 2.000 dólares y unas vacaciones patrocinadas por una agencia estadounidense.

En momentos de crisis como los que corren, los pagos de la hipotecas y las facturas a fin de mes no son cosa para tomar a broma, pero tal vez estos tiempos difíciles también escondan alguna anécdota capaz de arrancar sonrisas.

Esto es lo que se propone hacer la compañía de vacaciones Endless Vacation Rentals con un concurso de relatos divertidos sobre historias de mala suerte que convertirán a un "pobre desgraciado" en afortunado ganador.

"Nosotros usamos siempre el humor, especialmente en tiempos como estos", dijo a Efe el vicepresidente de la compañía, Sean Lowe.

La idea de la compañía es animar a la gente, hacer reír y "qué manera mejor que premiarles con unas bien merecidas vacaciones", relató

Los relatos no pueden superar las 100 palabras y tendrán que ser enviados a través de la página www.YourFatChance.com (tu gran oportunidad).

Un hipopótamo rosa en un paisaje infantil invita a todos a participar para cambiar su suerte.

La compañía elegirá los 25 relatos más divertidos y los publicará en esa web el próximo 13 de mayo para que la gente pueda votar por su preferido.

El autor de la historia que reciba más votos obtendrá el "gran premio", una tarjeta regalo de 2.000 dólares y unas vacaciones de una semana en cualquiera de los 100 destinos donde la agencia alquila pisos, casas y villas.

Desde que lanzaron la iniciativa a finales de marzo, han recibido más de 100 relatos y "algunos son historias de mala suerte realmente graciosas", aseguró Lowe.

Lowe se describe a sí mismo como una de esas personas que ven siempre el vaso medio lleno, nunca medio vacío; por eso, pese a los tiempos que corren, anima a todo el mundo a compartir sus experiencias para "hacer unas buenas risas".

"Creemos que siempre hay algo divertido para compartir, no importa cuál sea la situación", subrayó al remarcar que "unas buenas risas pueden ayudar a reducir las tensiones".