McLaren "acepta" su sanción y aclara que no quiso engañar en ningún momento a los comisarios

SEPANG (MALASIA), 2 (EUROPA PRESS)

La escudería McLaren-Mercedes no apelará la decisión tomada hoy por la Federación Internacional del Automóvil (FIA) por su descalificación del Gran Premio de Australia y aceptó este castigo, recalcando que no quiso engañar en ningún momento a los comisarios.

"Vodafone McLaren Mercedes comprende que los comisarios de la FIA tomaron su decisión basándose en la revisión de las transmisiones de la radio entre el piloto (Lewis Hamilton) y el equipo", señaló la escudería en un comunicado.

Además, las 'flechas plateadas' aseguran que "creyeron erróneamente" que dichas transmisiones habían sido revisadas por la propia FIA el pasado domingo "y consecuentemente no creyeron necesario discutirlas ese día".

"No obstante, la escudería Vodafone McLaren-Mercedes lamenta ahora lo que no hizo, acepta la decisión de los comisarios y no apelará la sanción", sentenció.

Los comisarios de la FIA sorprendieron hoy al descalificar a todo el equipo McLaren-Mercedes del pasado Gran Premio de Australia por engañar deliberadamente en su reunión posterior para investigar el incidente entre el inglés Lewis Hamilton y el italiano Jarno Trulli (Toyota).

Éste, que finalizó en tercera posición en Melbourne Park, adelantó al actual campeón mundial a dos vueltas del final, con el coche de seguridad en la pista, cuando el británico se apartó y redujo la marcha, lo que le hizo pensar al italiano que tenía problemas y se iba a detener.

Por este hecho, Trulli fue penalizado con 25 segundos, lo que significó la pérdida del podio en beneficio de Hamilton, posición y puntos que hoy recuperó, pese a haber desistido de presentar una apelación.

Sin embargo, la FIA indicó hoy en un comunicado que "un nuevo elemento" se había dado a conocer en este asunto y que instaba a la reapertura de la investigación.

Posteriormente, y tras reunirse con los implicados, el organismo, aseguró que el piloto inglés, cuando acudió a ver a los comisarios el pasado domingo para investigar lo sucedido, les engañó deliberadamente en su declaración y procedió a su sanción y la de todo el equipo, devolviendo el podio a Trulli.

"Hamilton y McLaren-Mercedes actuaron de una forma perjudicial al comportamiento al proporcionar deliberadamente testimonios erróneos a los comisarios en la reunión del domingo", señala el comunicado de la FIA.