McLaren deberá comparecer ante el Consejo Mundial el 29 de abril por mentir en el Gran Premio de Australia

LONDRES, 7 (EUROPA PRESS)

La escudería McLaren-Mercedes deberá comparecer el próximo 29 de abril ante el Consejo Mundial del Motor por su descalificación del Gran Premio de Australia, producida por "mentir de forma deliberada" a los comisarios de carrera.

La Federación Internacional del Automóvil anunció en un comunicado esta reunión extraordinaria, que se celebrará en París, y de la que podrían salir sanciones más duras para el equipo y Lewis Hamilton, actual campeón del Mundo, lo que podría incluir una exclusión del campeonato.

El organismo ha "invitado" a los responsables de las 'flechas plateadas' a que acudan a este encuentro para "responder a las acusaciones sobre la infracción del artículo 151c del Código Deportivo Internacional".

Los comisarios de la FIA descalificaron el pasado jueves a Hamilton y su equipo del pasado Gran Premio de Australia, días después de que hubiesen sancionado al italiano Jarno Trulli (Toyota) con la pérdida del podio en beneficio del inglés por adelantarle a dos vueltas del final, con el coche de seguridad en la pista, cuando el británico se apartó y redujo la marcha, lo que le hizo pensar al transalpino que tenía problemas y se iba a detener.

Por este hecho, Trulli fue penalizado con 25 segundos, lo que significó la pérdida del tercer puesto en beneficio de Hamilton, pero el estudio posterior de la FIA de las comunicaciones por radio entre el actual campeón del mundo y su escudería, provocaron que se devolviese al piloto de Toyota su podio y se descalificase al británico y su equipo.

"Hamilton y McLaren-Mercedes actuaron de una forma perjudicial al comportamiento al proporcionar deliberadamente testimonios erróneos a los comisarios en la reunión del domingo", señaló el comunicado de la FIA del pasado jueves.

El organismo apuntó que Hamilton recibió "dos órdenes explícitas" de su equipo para que dejase pasar a Trulli, contrario a lo que declaró tras la carrera.

Por su parte, la escudería McLaren-Mercedes decidió no apelar esta decisión y aceptó el castigo, recalcando que no quiso engañar en ningún momento a los comisarios.

De todos modos, las 'flechas plateadas' reaccionaron inmediatamente al anuncio de hoy y decidieron despedir a su director deportivo, Dave Ryan, como principal responsable de lo sucedido.