McLaren escribe una carta a la FIA disculpándose por lo ocurrido con Hamilton en Australia

Etiquetas

SAKHIR (BAHREIN), 24 (EUROPA PRESS)

La escudería McLaren-Mercedes dirigió un escrito a la Federación Internacional de Automovilismo (FIA) en el que pide disculpas a los comisarios del Gran Premio de Australia, primera cita de la temporada, por "engañar deliberadamente", tanto el británico Lewis Hamilton como el equipo, a los jueces de carrera, y cuya sanción por lo ocurrido se conocerá el próximo miércoles.

"Estamos cooperando con la FIA. He escrito al presidente de la FIA, Max Mosley, pero, evidentemente, antes del día 29 no puedo decir nada al respecto. Es una carta dirigida a ellos, pero no puedo hacer comentarios al respecto", indicó a 'Reuters' el director del equipo, Martin Whitmarsh, desde el Gran Premio de Bahrein, que se disputa este fin de semana.

Antes, una fuente que se negó a ser identificada confirmaba a 'Reuters' que Whitmarsh había escrito a Mosley para ofrecer "una disculpa sin reservas" por mentir a los comisarios de carrera en la cita que abrió el Mundial y que costó a McLaren la pérdida de los puntos obtenidos en esa prueba.

Esa misma fuente señaló que en esa misiva el equipo también había admitido que incumplió el reglamento deportivo, un reconocimiento que sitúa a la escudería anglo-alemana a merced de lo que decida el miércoles el Consejo Mundial de la FIA en París, y donde se espera una fuerte sanción, que incluso podría acabar con la suspensión de Hamilton y del equipo para algunas carreras.

La sanción a la que se enfrenta McLaren se remonta a Australia, donde Jarno Trulli (Toyota), que finalizó en tercera posición en Melbourne Park, adelantó a Hamilton a dos vueltas del final, con el coche de seguridad en la pista, cuando el británico se apartó y redujo la marcha, lo que le hizo pensar al italiano que tenía problemas y se iba a detener.

Por este hecho, Trulli fue penalizado con 25 segundos, lo que significó la pérdida del podio en beneficio de Hamilton. Sin embargo, la Federación Internacional del Automóvil (FIA) indicó después que un "un nuevo elemento" se había dado a conocer en este asunto y que instaba a la reapertura de la investigación.

Posteriormente, y tras reunirse con los implicados, la FIA, aseguró que el piloto inglés, cuando acudió a ver a los comisarios para investigar lo sucedido, les engañó "deliberadamente" en su declaración y procedió a su sanción y la de todo el equipo, con la pérdida de los puntos obtenidos en ese Gran Premio, devolviendo el podio a Trulli.