McLaren, sancionada condicionalmente con 3 carreras

PARÍS (Reuters) - La escudería de Fórmula Uno McLaren ha recibido una sanción en suspenso de tres grandes premios por haber engañado deliberadamente a los comisarios en el Gran Premio de Australia disputado en marzo, informó el miércoles la Federación Internacional del Automóvil (FIA).

El director de la escudería, Martin Whitmarsh, acudió a una vista de la FIA celebrada en París después de que McLaren fuera acusada de cinco cargos de llevar el descrédito al deporte.

"Teniendo consideración al modo sincero y abierto en el que el director del equipo McLaren Martin Whitmarsh se dirigió al Consejo Mundial del Deporte del Motor (WMSC, por sus siglas en inglés) y el cambio de cultura que dejó claro que va a tener lugar en su organización, el WMSC ha decidido suspender la aplicación de la sanción que estimaba adecuada".

"Esa sanción es una suspensión para el equipo durante tres carreras. Solo se aplicará si surgen otros hechos respecto al caso, o si en los próximos 12 meses hay otra infracción por parte del equipo", sentenció.

Una suspensión de tres carreras habría significado un duro golpe para las cada vez más escasas esperanzas de Hamilton de retener su título, pues el piloto de 24 años ya está posicionado 22 puntos por debajo de su compatriota británico Jenson Button, después de que se hayan disputado cuatro de las 17 carreras de la temporada.

También habría tenido serias implicaciones para los patrocinadores de la escudería y para Mercedes, dueña del 40 por ciento de las acciones de McLaren, que ya se encuentra bajo presión por parte de líderes sindicales para que se retire de la Formula Uno.

El director comercial de la F1, Bernie Ecclestone, que asistió a la audiencia, quedó satisfecho con el resultado.

"Esa decisión fue buena para todos. (A McLaren) le dieron un tirón de orejas que era lo que necesitaban. Han tenido suficiente castigo", declaró a un grupo de periodistas fuera de la sede de la FIA en Place de la Concorde.

COMPLETAMENTE JUSTO

"Creemos que es completamente justo. Han demostrado que hay un completo cambio cultural, todo es diferente a lo que era y en esas circunstancias parece mejor dejar todo eso atrás, que es lo que hemos hecho", añadió el presidente de la FIA, Max Mosley.

"A menos que ocurra algo similar en el futuro, ese es el fin del asunto", añadió.

McLaren se enfrentaba a cinco acusaciones de desacreditar a la Formula Uno después de que Hamilton, que no asistió a la audiencia del miércoles, y el despedido director deportivo de McLaren Dave Ryan engañaran deliberadamente a los comisarios deportivos en el Gran Premio de Australia, que fue el primero de la temporada, y nuevamente en Malasia una semana después.

Ambos negaron que Hamilton hubiera recibido instrucciones de dejar pasar al piloto de Toyota Jarno Trulli mientras seguía al coche de seguridad, pese a que grabaciones de las conversaciones de radio revelaron que aquello no era cierto.

Hamilton había adelantado a Trulli legítimamente cuando el italiano salió de la pista, pero el equipo McLaren, que no había visto el incidente, estaba preocupado de que su piloto lo hubiera rebasado ilegalmente y fuera castigado por ello.

Después de la carrera, McLaren protestó por el tercer lugar de Trulli y éste fue desplazado al duodécimo puesto. La segunda audiencia dio la razón a Trulli y excluyó a Hamilton y McLaren.

Desde entonces, Ryan se ha ido de la escudería y el ex jefe de la misma, Ron Dennis, se ha distanciado de la rama de F1 dentro de McLaren.

Un arrepentido Hamilton también pidió disculpas públicas en Malasia.

"Al final, hubo decisiones tomadas por personas que ya no están involucradas y siendo así, habría sido injusto continuar con el asunto", dijo Mosley.

"McLaren sufrió, perdió todos sus puntos de Australia, así que pensamos que hemos hecho suficiente y es justo", agregó.

Whitmarsh, que asistió solo a la audiencia y se disculpó sin reservas, dijo que acepta la decisión.

"Somos conscientes de que cometimos serios errores en Australia y Malasia y por lo tanto me sentí muy feliz de poder pedir perdón nuevamente por esos errores", sostuvo.

"También pude asegurarles a los miembros del consejo mundial de deportes motorizados que hemos tomado las medidas apropiadas para asegurar que errores como aquel no se repitan", expresó.