Oriol Servià abandona las 500 Millas de Indianápolis por una avería en su coche

INDIANÁPOLIS, 24 (EUROPA PRESS)

El piloto español Oriol Servià abandonó por avería mecánica en las 500 Millas de Indianápolis, cuando era noveno y optaba al máximo premio, justo antes de media carrera, cuando el catalán había remontado 16 posiciones respecto a la que ocupaba en la formación de salida.

La rotura de la bomba de gasolina de su Dallara-Honda dejó fuera de carrera a Oriol Servià en la 93ª edición de las 500 Millas de Indianápolis, disputadas este domingo y en las que ha competido con el equipo Rahal Letterman Racing, vencedor de esta carrera el año 2004.

Cuando se ha detenido en su box por el repentino bajón de rendimiento de su coche (vuelta 99, de 200), el catalán había remontado hasta la novena posición, dieciséis plazas por delante de la que ha ocupado en la formación de salida, y tenía las mejores expectativas cara al resultado final.

Servià se había situado entre los veinte primeros en las diez primeras vueltas, a partir de las que su progresión ha sido constante, tanto por velocidad en pista como por la eficacia de su equipo en los 'pit-stop'.

En la vuelta 30, el gerundense era decimoquinto. En la vuelta 60 había ganado tres plazas más, en el giro 91 se ha situado décimo después de superar a Paul Tracy y siete vueltas después ha ascendido otro lugar con el abandono de Tony Kanaan. Esta ha sido la segunda participación del piloto del RACC en esta mítica prueba en la que el pasado año finalizó undécimo tras remontar catorce lugares.

Servià se mostró contrariado: "El coche era fenomenal y yo me sentía mejor que todos los pilotos que en aquel momento estaban a mi alrededor. Todo iba según habíamos planificado y estoy convencido de que a la hora de la verdad hubiera podido luchar por ganar. Hemos tenido mala suerte pero las carreras son así", dijo.

"El coche ha dejado de funcionar de repente y todo ha terminado. Ha sido una experiencia fantástica, con un equipo fenomenal al que agradezco el magnífico trabajo que ha hecho y la confianza que todos me han otorgado", finalizó el catalán.