Raikkonen (Ferrari): "El podio no es un milagro"

MONTECARLO, 19 (EUROPA PRESS)

El piloto finlandés Kimi Raikkonen se mostró optimista de cara al Gran Premio de Mónaco de este domingo pese a la mala temporada de Ferrari y dejó claro que optar al podio no era "un milagro".

"El coche ha mejorado, el podio no es un milagro. Además, usaremos el KERS también en Montecarlo, que nos dará fiabilidad en las prestaciones", aseguró Raikkonen, que sabe que nunca ha tenido "fortuna" en sus dos comparecencias anteriores en el Principado como conductor de un 'bólido rojo'.

De todos modos, el campeón del mundo de 2007 espera "acabar con esta tradición negativa". "La F60 está muy mejorada desde Barcelona y será importante ver como van las cosas en los libres para ver si en este circuito hemos ganado terreno como sucedió en España", indicó el finés en el web del equipo.

Además, 'Ice Man' apeló a lo sucedido el año pasado cuando él y su compañero Felipe Massa partieron desde la primera línea. "Sería un sueño que se repitiese", afirmó.

De todas formas, Raikkonen sabe que la situación de Ferrari en el Mundial "es muy difícil". "No nos damos por vencidos y continuaremos trabajando duro para regresar entre los mejores y sólo al final haremos cuentas", aseveró.

El finlandés reiteró que el coche "ha mejorado respecto a Australia". "Esto debería significar que seremos más competitivos, aunque habrá que esperar a los libres para tener una imagen más clara", comentó.

"Para estar delante en Mónaco, hace falta ser perfecto y los pilotos sabemos que no se puede perder la concentración ni un instante porque si no se acaba contra el muro. Hace falta un piloto y un coche al cien por cien en las 78 vueltas si se quiere vencer", sentenció.

MASSA: "NO NOS VAMOS A RENDIR".

Por su parte, su compañero de equipo, Felipe Massa, coincide con el finés en que en España dieron "alguna pasos hacia delante" y que Mónaco podría ser "el punto de inflexión" en la temporada 'ferrarista'.

"Creo en el primer podio de la temporada, después de un comienzo de temporada que no esperábamos, hemos mejorado mucho. Tras Barcelona, he leído que habíamos sacado la bandera blanca por esta campaña, pero éste no es el caso y quiero dejarlo claro", añadió.

Sin embargo, el brasileño también aclara que la situación en el Mundial "es muy difícil". "Parece bastante realista decir que coger a los de arriba es casi imposible, pero eso no quiere decir que nos vayamos a rendir", apuntó.

Por ello, el actual subcampeón del mundo recuerda que el año pasado dejaron claro que no son un equipo "que se rinde cuando hay resultados negativos". "Lucharemos todos para mejorar las cosas carrera a carrera", concluyó.