Ross Brawn, tranquilo por la polémica de los difusores: "Tengo la conciencia muy limpia"

El dueño de Brawn GP llama "maleducados y desinformados" a patrones de otras escuderías

SEPANG (MALASIA), 5 (EP/Reuters)

El propietario de Brawn GP, Ross Brawn, aseguró hoy que tiene "la conciencia muy limpia" respecto a la polémica de los difusores, las piezas de sus monoplazas que han lanzado al equipo de Jenson Button y Rubens Barrichello provocando protestas oficiales de Ferrari, Red Bull, Renault y BMW-Sauber.

Brawn explicó en Malasia que él trato de trato de simplificar la reglamentación de la Fórmula 1 durante una reunión técnica de la FIA en marzo del año pasado. "Entonces expliqué que debíamos simplificar las normas y rechazaron mi propuesta. Así que mi conciencia está muy limpia", aseguró.

El británico entiende que, de haber prosperado su propuesta en aquella reunión, no existiría la actual polémica sobre los difusores que emplean su bólidos. "Aquellas normas que puse encima de la mesa habrían parado muchas cosas, como el difusor. Habrían limpiado los coches", señaló Brown.

"Si soy sincero, no iba a decir 'mirad, voy a hacer el difusor si no aceptáis estas reglas' porque no le voy a contar a la gente qué voy a hacer", se sinceró el patrón de Brawn GP, que reseño con ironía que "nadie estaba interesado entonces y ahora están muy interesados".

Ferrari, Red Bull, Renault y BMW-Saube ya han elevado protestas oficiales por el difusor de Brawn GP y París acogerá la próxima semana una vista para debatir el asunto. Ross Brawn no dudo en calificar de "maleducados y desinformados" a los patrones de otras escuderías por sus comentarios al respecto. "Si hubieran mirado los hechos se darían cuenta de las cosas", añadió.