Super Bowl 2010: la retransmisión que cambió para siempre el Carrusel Deportivo


El nuevo Tiempo de Juego de la Cadena Cope A.Amorós/N.Díaz/M.Fernández

La COPE inicia su nueva programación deportiva

La COPE inicia su nueva programación deportiva

Paco González y Manu Carreño

Paco González y Manu Carreño lainformacion.com

Paco González y Pepe Domingo Castaño, en lainformacion.com

Paco González y Pepe Domingo Castaño, en lainformacion.com lainformacion.com

Paco González y Pepe Domingo Castaño fichan por la Cadena COPE

Paco González y Pepe Domingo Castaño fichan por la Cadena COPE

El 7 de febrero de 2010 marcó un antes y un después en la radio española. Fiel a su costumbre, el equipo del Carrusel Deportivo de la SER hizo un programa especial con motivo de la Super Bowl, la gran final del NFL, la liga de fútbol americano. Como en anteriores ocasiones, fue un pretexto (este deporte no tiene un gran seguimiento en España) para pasar una madrugada divertida con los principales colaboradores, conexiones en directo con diversos bares donde grupos de norteamericanos veían el partido, bromas y algunas copas. El resultado otros años había sido un programa desternillante y con muy buena acogida. En esa ocasión también, pero una de las bromas no fue bien asumida por todos. Jorge Hevia, productor del programa, en uno de los bloques en los que leía los mensajes que enviaban los oyentes (la sección que más carcajadas acababa provocando) locutó uno dirigido a Pepe Domingo Castaño, el animador de Carrusel, que criticaba a las Encimeras Silestone, uno de los patrocinadores habituales. Hevia: "Pepe, ¿ya no anuncias las encimeras esas de año pasado? No me extraña, eran una mierda. Como los tractores esos de Massey Ferguson..." Tras las consiguientes risas de todos los presentes, el periodista añadió: "Eran una mierda Pepe, reconócelo..." (Se puede escuchar a partir del minuto 7 del vídeo)
Quedó para todos como una broma más (otro de los patrocinadores, Actimel, fue el centro de la gran mayoría de las mismas) dentro de un programa desenfadado, pero a Cosentino, la empresa española que se encarga de fabricar estas encimeras, no le hizo gracia y se quejó ante la dirección de la cadena. Ésta tomó la decisión de suspender temporalmente a Jorge Hevia sin empleo ni sueldo, algo que sentó muy mal dentro del equipo de Carrusel. Paco González, el director del programa desde 1992, fue quien más alzó la voz en defensa de su compañero y amigo. Criticó y peleó contra esta medida, lo que unido a anteriores desencuentros con algunos dirigentes de la emisora, terminó por crear una situación muy tensa entre ambos frentes. El 12 de mayo de ese año, el mismo día que el Atlético de Madrid jugaba la final de la Europa League, la SER decide "apartar" al periodista. La versión que ofreció la cadena fueron desavenencias en la cobertura del Mundial de Sudáfrica, pero había más trasfondo. La temporada futbolística concluyó con Paco González narrando en Telecinco el gol de Iniesta que haría a España campeona del Mundo en Johannesburgo. Tras esta cita, se confirmó que ficharía por la COPE, donde dirigiría Tiempo de Juego, junto a Pepe Domingo Castaño. Sería el pistoletazo de salida a un verano en el que el mercado de fichajes en los medios de comunicación llegó a eclipsar al de los futbolistas. El propio Hevia fue uno de los primeros que se apuntaron a este proyecto, y le siguieron nombres ilustres de la Cadena SER como Juan Antonio Alcalá, Joseba Larrañaga, Miguel Ángel Paniagua, Poli Rincón, y muchos otros. Más tarde sería Manolo Lama, la voz que narraba los partidos del Real Madrid y la Selección, y por último Juanma Castaño. Fiel al espíritu gamberro y jovial del equipo, el año pasado barajaron la opción de realizar un programa especial con motivo de la Super Bowl, pero finalmente lo descartaron al tener la SER los derechos en exclusiva para la retransmitir este partido. No se quedaron con las ganas, ya que sí pudieron hacerlo con la otra gran fiesta del deporte norteamericano: el All Star de la NBA. Han pasado ya dos años de esa ya histórica retransmisión. Nadie recuerda los equipos que se enfrentaron en la Super Bowl, pero el partido que jugaron cambió para siempre la radio en España.