2-0. El Deportivo recupera su fortaleza en Riazor ante el Almería y se aferra a Europa

  • La Coruña, 22 abr (EFE).- El Deportivo de La Coruña recuperó su fortaleza en el estadio de Riazor, donde había fallado en los dos últimos encuentros, y derrotó al Almería por 2-0 en la segunda parte para mantener sus opciones de regresar a las competiciones continentales.

Juan Rodríguez protege el balón ante el mediapunta argentino de la UD Almería Pablo Piatti

Juan Rodríguez protege el balón ante el mediapunta argentino de la UD Almería Pablo Piatti

La Coruña, 22 abr (EFE).- El Deportivo de La Coruña recuperó su fortaleza en el estadio de Riazor, donde había fallado en los dos últimos encuentros, y derrotó al Almería por 2-0 en la segunda parte para mantener sus opciones de regresar a las competiciones continentales.

Los blanquiazules estuvieron atascados en el primer periodo, pero encontraron su mejor fútbol en la reanudación y consiguieron su segunda victoria consecutiva después de cuatro partidos en los que sólo habían sumado un punto.

El duelo entre gallegos y andaluces comenzó con excesivo descontrol, especialmente en el equipo de Miguel Angel Lotina, que se trastabilló con el balón cuando quiso cruzar con peligro el centro del campo y apenas encontró espacios en un rival bien plantado y que recurrió a la presión para evitar sobresaltos.

Los rojiblancos se mantuvieron firmes en la contención, buscaron todo lo que pudieron a su referencia ofensiva, Alvaro Negredo, y se aproximaron al área de Dani Aranzubia a través del otro delantero, el argentino Pablo Piatti, que probó fortuna en el primer minuto con un disparo lejano que se marchó fuera.

El Deportivo mantuvo los problemas en la construcción hasta bien avanzado el partido, con Sergio incómodo con el balón en los pies, y sólo llegó al arco de Esteban con un pelota colgada por Filipe y rematada fuera por Pablo Alvarez en el minuto 15 y con un disparo suave de Verdú en el 17 que no causó problemas al cancerbero.

El equipo coruñés se fue soltando poco a poco, a medida que el rival rebajó la presión y se mostró más ambicioso, pero siguió sin disponer de ocasiones claras para sorprender al Almería, que lo intentó con un disparo de Negredo y otro de Mané a los que respondió Aranzubia.

Los mejores momentos del Deportivo coincidieron con los últimos minutos de la primera parte, en los que el mexicano Andrés Guardado, en su reencuentro con Hugo Sánchez, perdonó la vida al Almería al enviar fuera una asistencia de Rodolfo Bodipo que le había dejado solo ante Esteban.

El equipo coruñés se recompuso de la acción fallada por el azteca a los cuatro minutos de la reanudación, cuando Joan Verdú aprovechó un centro de Filipe desde la banda izquierda, que dejó pasar Bodipo, para adelantar a los blanquiazules con un disparo colocado a la izquierda de Esteban.

El Deportivo, a pesar de tener el marcador a su favor, fue ambicioso y lo demostró Lotina con la entrada de un segundo delantero, el franco-tunecino Lassad Nouioui, que sentenció el choque a los 68 minutos al culminar otra asistencia de Filipe y batir por abajo a Esteban.

El Almería casi consiguió meterse de nuevo en el encuentro con un disparo de Nieto que rechazó el poste, pero el Deportivo mantuvo la compostura y la posesión del esférico y consiguió su segunda victoria consecutiva para seguir su lucha por Europa.

- Ficha técnica:

2 - Deportivo de La Coruña: Aranzubia; Manuel Pablo, Colotto, Zé Castro, Filipe Luis; Sergio, Juan Rodríguez; Pablo Alvarez (Cristian; m.72), Verdú (Lassad; m.58), Guardado; y Bodipo (Valerón; m.82).

0 - Almería: Esteban; Bruno, Carlos García, Chico, Mané; J.M. Ortiz (José Ortiz; m.61), Juanito, Corona, Crusat (Nieto; m.73); Piatti (K. Uche; m.61) y Negredo.

Goles: 1-0; m.49, Verdú. 2-0; m.69, Lassad.

Arbitro: Iturralde González (Colegio vasco). Mostró tarjeta amarilla a Colotto (m.45) y a Bodipo (m.56), por parte del Deportivo de La Coruña; y a Mané (m.87), por parte del Almería.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la trigésimo segunda jornada del campeonato nacional de Liga, disputado en el estadio de Riazor ante unos 14.000 espectadores.