2-2. El Boca pecó al administrar sus goles pero definirá en casa con ventaja

  • Montevideo, 14 may (EFE).- El Boca Juniors se llevó hoy a Buenos Aires la ventaja de un empate 2-2 que pudo haber sido un triunfo, de no haber sido por las pocas garantías que ofrece su defensa y el inquebrantable espíritu del Defensor Sporting en un emotivo partido en la ida de los octavos de final de la Copa Libertadores.

2-2. El Boca pecó al administrar sus goles pero definirá en casa con ventaja

2-2. El Boca pecó al administrar sus goles pero definirá en casa con ventaja

2-2. El Boca pecó al administrar sus goles pero definirá en casa con ventaja

2-2. El Boca pecó al administrar sus goles pero definirá en casa con ventaja

Montevideo, 14 may (EFE).- El Boca Juniors se llevó hoy a Buenos Aires la ventaja de un empate 2-2 que pudo haber sido un triunfo, de no haber sido por las pocas garantías que ofrece su defensa y el inquebrantable espíritu del Defensor Sporting en un emotivo partido en la ida de los octavos de final de la Copa Libertadores.

Los goles de Martín Palermo, a los dos minutos, y de Rodrigo Palacio, a los 56, parecieron como destellos que eclipsaron el juego ofensivo del equipo uruguayo, pero la realidad fue otra ante la persistencia de los pupilos de Jorge Da Silva y el premio que cobraron en la red Pablo Gaglianone (m.45) y Rodrigo Mora (m.83).

Con coraje y orden, 'los violetas' no se dieron por perdidos en ningún momento del encuentro, en el que por momentos asfixiaron con buen fútbol a sus rivales, y remontaron en dos ocasiones un marcador adverso.

El 2-2, que salvó los muebles del naufragio sin embargo, complica las aspiraciones de Defensor de cara al partido de vuelta, este jueves en Buenos Aires, donde deberá ganar o empatar por más de dos goles, si quiere llegar a los cuartos de final del principal torneo continental.

Apenas habían transcurrido dos minutos de encuentro cuando Boca, a través de Martín Palermo, se puso en ventaja en su primera aproximación a la meta contraria.

Desde el punto de penal y con la pierna izquierda, Palermo aprovechó un pestañeo de los defensores a la salida de un córner y empujó la pelota al fondo de las mallas.

Pese al gol en contra, Defensor planteó el encuentro con valentía y sin apuro. Su mayor dominio del balón y las triangulaciones en medio de la cancha pronto pusieron el peligro en la portería visitante.

Así, 'los violetas' inquietaron a Abbondanzieri con un mal rechace a la salida de un balón parado que Pablo Pintos envió a la grada.

Poco después, otro balón parado propició un remate de cabeza de Jorge Curbelo que salió fuera de la portería de Boca por muy poco y al rato un disparo de Mauro Vila complicó al ex arquero del Getafe español.

Boca, por su parte, parecía conforme con el resultado, incómodo sin la pelota y muy torpe cuando se lanzaba al ataque, aunque sólido en la defensa.

La perseverancia y el dominio local dieron frutos en la última jugada de la primera parte, cuando Pablo Gaglianone aprovechó un balón suelto en el área chica tras la salida de un córner para subir un justo empate al marcador.

Defensor reinició el partido lanzado al ataque y sólo una oportuna intervención de Claudio Morel Rodríguez sobre la línea de gol evitó que el centrocampista argentino Julio Marchant, uno de los mejores jugadores del equipo uruguayo, culminara una hermosa combinación de los jugadores uruguayos.

Y sin embargo, una falta en el borde del área local le dio a Boca un oxígeno que no esperaba y abrió el camino a su segundo gol.

Al saque de la falta, un remate 'xeneize' obligó a la defensa uruguaya a sacar la pelota de la misma línea de gol para que instantes después, en el minuto 56, Rodrigo Palacio se encontrara la pelota en mitad del área chica tras un fallido remate de Palermo a pase limpio del colombiano Fabián Vargas.

Palacio no perdonó a Martín Silva.

Desconcertados, los locales cedieron el control a los porteños, que con la calidad de sus jugadores puso mayor peligro en la portería de los de Parque Rodó.

Así, Palermo estuvo a punto de liquidar la eliminatoria con un remate que salvó el arquero Silva en una gran intervención.

Y cuando Boca más confiado andaba en llevarse el partido, un desesperado ataque de 'los violetas' pillaron desprevenido a los 'xeneizes', que vieron impotentes como Rodrigo Mora envió el balón al fondo de la red a los 83 minutos con un cabezazo seco frente al que nada pudo hacer Roberto Abbondanzieri.

De ahí al final se sucedieron los ataques en uno y otro lado de la cancha, con más desesperación que eficiencia.

- Ficha Técnica:

2.- Defensor Sporting: Martín Silva; Pablo Pintos, Jorge Curbelo, Walter Ibáñez, Sebastián Ariosa (m.68: Rodrigo Mora); Julio Marchant (m.82, Marcos García), Pablo Gaglianone, Miguel Amado, Diego De Souza; Diego Vera y Mauro Vila (m.45, Álvaro Navarro). Entrenador: Jorge Da Silva.

2.- Boca Juniors: Roberto Abbondanzieri; Hugo Ibarra (m.85, Facundo Roncaglia), Julio César Cáceres, Juan Forlín, Claudio Morel Rodríguez; Fabián Vargas, Sebastián Battaglia, Cristian Chávez, Nicolás Gaitán (m.77, Juan Krupoviesa); Rodrigo Palacio (m.77, Lucas Viatri) y Martín Palermo. Entrenador: Carlos Ischia.

Goles: 0-1, m.2: Martín Palermo. 1-1, m.45: Pablo Gaglianone. 1-2, m.56: Rodrigo Palacio. 2-2, m.83: Rodrigo Mora.

Árbitro: el paraguayo Carlos Torres amonestó a Julio Marchant, Pablo Gaglianone, Fabián Vargas y Juan Forlín.

Incidencias: Partido de ida de los octavos de final de la Copa Libertadores disputado en el Estadio Centenario, de Montevideo, ante unos 35.000 espectadores.