Messi y Suárez evitan un sonrojo y el Barcelona se impone 4-2 al Valencia


  • Entre el uruguayo y el argentino marcaron tres goles azulgranas después de que Mangala adelantara al Valencia con un cabezazo.

  • Suárez forzó un penalti que dejó al Valencia con 10 por expulsión de Mangala antes del descanso, pero el equipo de Voro estuvo en el partido hasta el pitido final.

Messi celebra uno de sus goles ante el Valencia

Messi celebra uno de sus goles ante el Valencia Getty Images

El Barcelona se ha llevado la victoria por 4-2 ante el Valencia en un partido loco en el Camp Nou en el que los azulgranas se vieron obligados a remontar para seguir con vida en la lucha por LaLiga. El equipo de Luis Enrique ha comenzado 12 partidos perdiendo esta temporada, un dato realmente preocupante. De ellos solo ha remontado tres (cinco empates y cuatro derrotas) contando este ante el equipo de Voro.

Y esta vez no fue por falta de intensidad en el inicio, sino por falta de puntería, algo que no les suele fallar. Luis Enrique planteó el partido con tres centrales y alineó al mismo once que ante el PSG. Los damnificados, Sergi Roberto y Jordi Alba. El beneficiado, Rafinha. El resto eran todos los habituales con Messi, Neymar y Luis Suárez formando el tridente ofensivo. Entre ellos crearon tres ocasiones claras de gol en el primer cuarto de hora, pero ninguna quiso entrar. La primera la sacó Gayá, la seguda Alves y la tercera Orellana bajo los palos.

Se mascaba el primero en el Camp Nou, pero fue entonces cuando el Valencia dio un pase al frente para atacar las debilidades azulgranas. Carlos Soler empezó a exhibir su fútbol en la medular y la velocidad de los atacantes destapó una y otra vez las vergüenzas azulgranas, algo que de haber hecho el PSG les hubiera metido en los cuartos de la Champions. Ter Stegen evitó el primero en un mano a mano ante Munir que terminó en córner y fue en esa jugada cuando Mangala se elevó para superar al portero alemán con un gran cabezazo.

Regalos defensivos por doquier

El Barcelona no cambió ni un ápice de su plan y siguió atacando con bastante fluidez. Pero fue en la jugada más extraña como llegó el empate.Neymar sacó rápido de banda y dejó a Luis Suárez solo ante Diego Alves. El más listo de la clase no falló con un disparo raso y cruzado cuando parecía que se acababa la primera mitad. Pero quedaba mucho, vaya que si quedaba.

En el minuto 45, Suárez tiró el enésimo desmarque para volver locos a los centrales del Valencia y forzó un penalti y expulsión de Mangala, al que no le quedó otra que aceptarlo. El 'parapenaltis' Alves volvía a retar a Messi desde los 11 metros, pero Leo ganó la partida. Al centro y gol. De nuevo parecía el final de la primera mitad... pero no. El Valencia sacó de centro, se fue al ataque y aprovechó un enorme despiste defensivo del Barcelona para que Munir empatara solo ante Ter Stegen. 

El Valencia no resistió más

Quedaba un mundo y el Valencia terminó por pagar la expulsión de Mangala. El Barcelona salió decidido a por la victoria en la segunda mitad y encerró al equipo che en su área hasta que cayó el gol. Fue en el minuto 53 después de un par de paradones de Diego Alves cuando Messi le superó con un fuerte derechazo. Esta vez el brasileño no podía hacer nada. 25 goles para el argentino, que sigue distanciándose en el Pichichi de LaLiga.

Le quedaba el escenario perfecto al Barcelona, que alcanzaba el 70% de posesión ante un Valencia sin fútbol y sin demasiado corazón. A pesar de ello, entre Soler y Munir volvieron a castigar la debilidad defensiva con un contragolpe que Piqué se encargó de abortar en el área. Fue entonces cuando Luis Enrique dio entrada a Sergi Roberto por Rakitic para que echara una mano en tareas defensivas.

El Barcelona se dedicó a especular con el marcador sabedor de la superioridad futbolística y numérica sobre el terreno de juego, mientras que Voro dio entrada a Zaza y a Bakkali en el tramo final buscando un milagro que no llegó. Victoria merecida pero nada convincente de un Barcelona que marcó el cuarto en el minuto 90 por medio de André Gomes, que aprovechó un regaló de Neymar. El Barça y que sigue enganchado a la pelea por el título gracias a Suárez y Messi.